lunes, 29 de diciembre de 2008

BLACK PALACE SYMPHONY - Fallen Angel Of Mourning


Menudas sorpresas inesperadas que se lleva uno a veces, como cuando esta tarde me bajé este disco por mera curiosidad y me he encontrado con algo que hacía tiempo que no me encandilaba tan inefablemente. Y es que lo que este álbum ofrece es uno de los mayores placeres de mi vida: teclados en forma de órganos, que además aparecen a lo largo de todo el disco.
Nunca habría imaginado algo así desde un país como Canadá, nación que no nos sorprende con gélidos productos como Wolven Ancestry o Frozen Shadows, pero que sin embargo depara algunas cosas más fragantes como Obscurcis Romancia o Gotherfall.

Considerar este disco como Black Sinfónico es tal vez demasiado simplista, cuando en realidad podemos decir que se trata de música de órganos sobre una base más o menos blacker, porque ese tipo de teclados domina todo el disco de manera magistral, pues nada tiene que ver con esos grupos escandinavos que incluyen algún órgano para dar un toque antirreligioso y estamos ante algo mucho más grandioso, sientiéndonos ante la visión de la negra mole de algún castillo sobre el ocaso, o su interior salpicado de candelabros y copas vacías junto a vetustos retratos.
El aspecto blacker es ligero en cuanto a guitarras, aunque las baterías son rápidas durante gran parte de la duración del CD, porque tiene su punto de agresividad a pesar de estar basado en la ambientación de los órganos. Este lado fiero queda también patente en el estilo vocal, que sobre todo incluye voces rasgadas estándar, junto a algunos gritos algo más agudos, voces bestias que casi son guturales y algunos coros femeninos muy ocasionales, por lo que es un buen juego vocal a excepción de alguna voz heavy de la última canción que no me ha gustado nada de nada.

No había escuchado un grupo tan basado en órganos desde que conocí a Capitollium, el primer disco de AevLord y el EP de Pantheist, además de alguna sorpresa reciente como el nuevo "Alloy" de Skepticism, porque todas las canciones tienen este teclado al frente todo el tiempo (excepto la quinta canción, que lo incluye hacia la mitad de su duración), y queda más que recomendado a fans de Capitollium, lo último de Finnugor y demás grupos con ambientes medievales y religiosos de manera elegante y mística. Yo desde luego quiero el CD original ya, pero mucho me temo que no será nada fácil disponer de esta oda a la caída de los dioses...




sábado, 27 de diciembre de 2008

IGNOBILIS MYTHOS - Ignobilis


Me apetece subir un producto patrio, ya que además no veo por ninguna parte enlaces a esta banda de Navarra y así la doy un poco a conocer. La portada con un pentagrama sobre un fondo boscoso en tonos azules es bastante aclaratoria y al instante ya sabemos que se trata de Black Metal, por supuesto.

Este álbum del 2004, el único que han editado hasta la fecha, fue producido por ellos mismos y les quedó bastante bien pese a un par de fallos que ya veremos más adelante, y tiene fuertes influencias de los antiguos Emperor tanto en lo musical como en la estética. Su sonido es más sinfónico que el de los titanes noruegos y esto los ha llevado a ser comparados con Limbonic Art, pero éstos son mucho más sinfónicos y cañeros, por lo que yo más diría que son un término medio entre ambas bandas que está más cerca de Emperor que de Limbonic Art; esto en cuanto a bandas famosas, porque si nos adentramos en el underground puedo compararlos con más soltura con Maleficentia y el primer disco de AevLord (ambas bandas francesas y aquí reseñadas).

Así pues lo que hacen es un Black Sinfónico con un ojo puesto en los grupos noruegos con teclados entre medievales y fríos, y con voces desgarradoras todo el tiempo. El primer inconveniente que tiene el disco es que la batería no es muy buena porque parece secuenciada, y el otro viene por parte de una producción que hace que los teclados suenen por encima de las guitarras y las voces muy altas, siendo esto último un poco monótono porque la voz es igual a lo largo de todo el disco (a excepción de alguna canción con un fragmento de voz limpia, aunque a mí no me gusta).
La temática es la habitual, con bosques, el reino de los muertos, la inquisición y demás, estética fielmente perpetrada por los teclados que incluyen además del típico trasfondo ambiental bastantes órganos y efectos como campanas.

No es un paradigma de la originalidad para nada, pero les quedó bastante bien el álbum y a mí me entretiene, disfruto de sus buenos momentos como por ejemplo la melodía final de "When inquisition failed" o los órganos de "Eternal dream forest", por lo que tú también puedes pasar un buen rato si tampoco te has cansado aún de grupos así.




viernes, 26 de diciembre de 2008

REIGN OF EREBUS - Of Blackest Magick...


Esta portada que nos muestra un Cristo bien podría pertenecer al típico Black Metal feroz y bestial, pero resulta ser la portada del primer EP de un grupo del Reino Unido que comenzó emulando a sus compatriotas Cradle of Filth, aunque por poco tiempo porque los dos discos completos que lanzaron después parecen ser Black Metal crudo sin más.

Estamos acostumbrados a que este tipo de bandas se basen en ese sonido que se dibujó en "Vempire" y quedó definido en "Dusk and her embrace", pero curiosamente este EP se parece más bien al material más rudo y sucio de Cradle of Filth; estoy hablando del debut "The principle of evil made flesh". Hasta la fecha sólo conozco dos discos que se parezcan a ese debut en lugar de a su posterior sonido, uno es el debut "Upon promeathean shores" de Hecate Enthroned (grupo que también acabó adoptando un sonido más propio, aunque sin dejar el sinfonismo) y el otro es este EP del año 2000 que os doy a conocer ahora.
Una vez leí en una revista que es uno de los grupos que mejor calcan a la famosa banda británica, y la verdad es que no sé cómo escucharon este disco porque tiene un sonido más sucio y bestia que COF, incluso con matices de Death Metal en ciertos momentos pesados y contundentes.
Los teclados se dan un aire, claro, pero no tienen nada que ver con los barrocos teclados de Cradle en sus discos de a partir de 1996, son más discretos y oscuros a la manera estándar del Black Sinfónico, pero tienen sus buenos momentos tenebrosos y hay algún piano por ahí.

La voz tampoco consiste en los archiconocidos chillidos agudos de Dani Filth, porque se parece al "The principle of evil made flesh" hasta en ese detalle, con una voz más cruda y áspera que incluye no pocas guturales. Y son uno de esos imitadores que también incluyen voces femeninas, pero no del tipo operístico, yo diría que son bastante austeras.

Una intro y cuatro canciones conforman los cerca de 17 minutos que dura el EP, unos amenos minutos si te apetece escuchar una imitación del "The principle of evil made flesh" frente a la habitual del "Dusk and her embrace".


jueves, 25 de diciembre de 2008

ABLAZE IN HATRED - Deceptive Awareness


Ya tenemos la oportunidad de escuchar algunos discos del cada vez más cercano 2009, y uno de esos excelentes adelantos del año que nos viene encima es lo nuevo de los fineses Ablaze in Hatred bajo el título "The quietude plains", un muy buen disco en el que no bajan el nivel y me devuelve la esperanza de que no todos los grupos cambian a peor tras un buen debut. Habría sido una buena opción para una reseña, pero finalmente me he decidido por su gran debut del 2006, que fue de lo mejor de ese año en Doom junto a Inborn Suffering y Process of Guilt.

Este álbum fue lanzado por el sello Firebox, especialista en Doom Metal, y no me extraña que llamaran la atención del sello finlandés porque hay bastante calidad en su Doom Metal rebosante de melodía.
Diría que su principal influencia es Swallow the Sun, que como sabemos se ha convertido en un titán del estilo doomie y ya cuenta con jóvenes grupos que siguen sus pasos, con esa magistral manera de aunar un fino sentido de la melodía con riffs duros, ritmos doomsters y voces guturales. Pero no se limitan a copiarles, pues tienen su toque personal y son algo más duros que Swallow the Sun, con un sonido un poco más deprimente pese a destilar mucha melodía, y con voces guturales todo el tiempo sin incluir ni una sola voz limpia.
También les noto cierto parecido con las tres canciones que Draconian incluyeron para su EP "The burning halo", que supuso el material más Doom y menos gótico que compuso la banda sueca, aunque hay que obviar por supuesto las voces femeninas en este caso.

Pero dejemos las comparaciones, porque cualquiera que haya escuchado esos dos referentes que he dado ya se hará una idea bastante clara de lo ofrecido en este álbum, y pasemos a comentar lo que hace especial este disco, que es la sensacional atmósfera melancólica que nos recuerda lo realmente bellas que son ciertas cosas que consideramos como negativas por su carga de tristeza.
Los teclados tienen buena parte de ello, siendo poco prominentes en el conjunto y siendo más bien un difuminado fondo ambiental, pues las melodías de guitarra que surgen entre los riffs más Doom-Death son muy culpables del estado de apatía en que nos vemos atrapados al escuchar el CD.

El nuevo disco tiene canciones de cerca de diez minutos, pero este debut es más moderado en ese aspecto y tiene un par de canciones de entre cinco y seis minutos. Por lo demás apenas hay diferencias porque han seguido con la fórmula que les gusta, así que ya ves lo que hay si te gustan mucho Swallow the Sun o te apetece comprobar cómo sonarían Draconian con la fórmula de su EP sin voces femeninas.


martes, 23 de diciembre de 2008

THOSE ENDLESS EYES - Awaits Behind


Me encanta que los lectores del blog me recomendéis grupos, porque más de una vez me he encontrado con algo interesante; como ahora mismo con estos Those Endless Eyes, banda argentina que se suma a mi paupérrimo repertorio de ese país junto a Vampiria, Dunkelstorm y Saevus Somnia. También conozco a Carnarium y Ecliptic Sunset, pero no me acaban de convencer mientras que esta banda que os presento sí que me ha cuajado.

La manera en que se definen a sí mismos es la típica que al final no te aclara nada, y en internet los veremos etiquetados como Gothic-Black, opción mucho más acertada, e incluso podemos llegar a pensar en ellos como Extreme Gothic Metal si nos ponemos imaginativos.

Se nota que les gusta mucho Cradle of Filth, pero mucho ojo porque no los imitan mucho que digamos, porque el Gothic tiene mucho más peso en su fórmula y no tiene esas características tan conocidas de Cradle of Filth como las guitarras rápidas y baterías apabullantes. Lo primero que comprobamos desde el primer tema es que combinan dos voces a la manera del Gothic, alternando entre una bonita voz femenina y rasgadas agudas al estilo que ya conocemos, pero no de forma estridente.
Complementan este dueto vocal con algunas guturales que me gusta como quedan y unas pocas voces limpias que ya no me gustan tanto, aunque sí quedan resultonas junto a las femeninas a modo de coros. Pero mejor aún quedan momentos como cuando las guturales y las rasgadas se van alternando con las femeninas de fondo como un coro en el tema "Winter lights".
En cuanto a la música, las guitarras son ligeras y los ritmos relajados, siendo más propio esto del Gothic que del Black Sinfónico como comentaba arriba, pero las ambientaciones sí que se mueven entre ambos estilos, con buenos pianos y algunos sintetizadores con influencia clásica que nos recuerdan a esas simulaciones orquestales de los últimos discos de Black Countess.

Hay cierto desnivel entre las canciones, destacando algunas sobre las más corrientes, pero el conjunto no está nada mal pese a que aún deben pulir un par de aspectos, pero me ha parecido un disco más que ameno y he disfrutado de buenos temas como "Forever gone" y "Winter lights". Espero que me sigan llegando más grupos argentinos así.



LIMBONIC ART - Moon In Scorpio


Descubrir grupos nuevos es un gran placer, pero no menos que disfrutar de mis clásicos de siempre; como por ejemplo los noruegos Limbonic Art, que pertenecen a la élite del Black Sinfónico noruego de los 90 junto a Tartaros, Obtained Enslavement, los primeros Dimmu Borgir, Covenant, Arcturus, Troll y Gehenna.

No he mencionado a Emperor, que directamente son la fuente de inspiración que permitió el alumbramiento de todas esas bandas, y en Limbonic Art sus influencias musicales son muy acusadas y además ficharon por el sello Nocturnal Art, perteneciente a Samoth de Emperor. Esta banda de dos miembros, Daemon y Morfeus, no fue la primera en inspirarse en la infinidad del universo para sus composiciones, pero sí añadieron con este debut de 1996 una nueva dimensión al sonido sinfónico con un espectacular despliegue de teclados tremendamente bombásticos y barrocos.

La base blacker es potente, agresiva y rápida, porque esto no está para nada reñido con ser muy sinfónico, cuenta con guitarras cortantes y zumbantes, y una batería secuenciada, algo que sería bastante monótono de no ser por la magna atmósfera que incorporan. No se trata de material pomposo vacío, pues los teclados realmente aportan ambientaciones memorables que nos transportan a los más ignominiosos rincones del alma bajo el influjo astral, y saben usar los pianos como nadie, entre elegantes y macabros. Su inspiración astrológica y mística les lleva a incluir frecuentes partes ambientales, sobre todo antes de que den comienzo las canciones con intros misteriosas con sonidos nocturnos, cuervos graznando, campanas y demás efectos, hecho que puede aburrirnos un poco los días que no estamos demasiado pacientes y queremos canciones que comiencen desgarrando directamente, pero esa atmósfera mágica es innegable.

Las voces son lo que Morfeus llama las voces de la noche, y así es con la salvaje voz rasgada de Daemon interpretando esas letras escritas por él mismo, que profundiza en temas como la muerte o ideas más poéticas. A esto añaden unos pocos y discretos coros femeninos a cargo de Morgana, que contó con una compañera para el siguiente disco. También Morfeus se encarga de la portada, porque él es de mi opinión al considerar que el artwork debe formar parte de un conjunto con la música y las ideas.

El resto lo conocemos más o bien casi todos; el siguiente disco fue más enrevesado y sinfónico aún, pero el resto de trabajos fue más austero y enfocado a la caña directa, pues estaban orientados a los conciertos. Y también habrás comprobado la gran influencia del sonido de este grupo en posteriores bandas que también exploraron sonidos cósmicos, como los aquí reseñados Sabrax, Sirius y Odium.

Sencillamente es un clásico del Black Sinfónico, y si no lo conoces debes dejarte seducir por las voces de la noche en breves.

http://rapidshare.com/files/6223521/Limbonic_Art_by_patyr.rar.html

lunes, 22 de diciembre de 2008

NON IMMEMOR MEI - Requiem Of Fallen Leaves


El implacable invierno ruso congela hasta el agua de las tuberías, y no es de extrañar entonces que de ese país salgan semejantes grupos de Doom Metal como estos Non Immemor Mei (que significa evidentemente "no me olvides" en latín) con su único disco de 2005, donde degustamos un buen Doom-Death, con una pizca de influencia del Black Sinfónico al igual que sus compatriotas Forest Stream (aunque de forma mucho menos palpable).

La portada es horrorosamente fea, de las peores que he visto en el estilo, y echa atrás si no conoces nada del grupo, pero al darle una oportunidad comprobamos que el contenido del álbum tiene un buen nivel y nos deleitan con memorables atmósferas.
Y es que entrelazan con mucha soltura un pesado y potente Doom-Death con melodías y atmósferas de teclado y piano, de manera que no son para nada unos aficionados.
El lado doomster es contundente como decía, con una buen vorrazón gutural todo el tiempo, con guitarras plomizas y marcados ritmos deprimentes; mientras que el aspecto atmosférico está muy currado también, que por algo contaron con la misma teclista de los blackers sinfónicos Crystal Abyss, con unos pianos y teclados melancólicos que nos hacen sentir directamente la cruel belleza del invierno.
He comentado que la voz es exclusivamente gutural, pero en el último tema aparece una voz femenina para acentuar más la atmósfera frágil de ese broche final.

Comprobaréis que sólo tiene cuatro canciones, pero duran entre diez y trece minutos, con un total de cuarenta y cinco minutos que hace que esos pocos temas hagan del disco una extensa oda a los rigores del invierno.
Las letras aparecen en ruso, pero las de la tercera canción sí están en inglés y con eso nos basta para ver que son las de esperar en el tipo de música que hacen, con un sentido del romanticismo muy apático y desolado.

Gustará a los más doomsters, por supuesto, pero creo que especialmente a los que disfrutan con estos tipos de atmósferas en medio de un intenso Doom-Death como sucede por ejemplo con Necare o el disco de Morphia que reseñé hace muy poco.



domingo, 21 de diciembre de 2008

MISTWEAVER - Dream's Domain


La semana pasada me encontré por casualidad con este disco español en una pequeña tienda, y su reducido precio me animó a llevarme a casa este buen álbum perteneciente a un estilo que apenas escucho: el Death Melódico.

Sé que este estilo incluye en la actualidad multitud de bandas que tienen poco o nada de Death Metal, y no es que este grupo suene muy potente en las guitarras y baterías porque tiene un enfoque especialmente atmosférico, pero ellos mismos se definen de una manera más convincente. Normalmente prefiero no hacer caso de las etiquetas con que se describen a sí mismos los grupos, pero en esta ocasión estoy conforme al leer que se autodenominan como Death Melódico con toques de Heavy Metal y música medieval.

Y pasemos a lo yo encuentro en el álbum, que es el debut de 2001 de estos burgaleses. Destaca especialmente la constante atmósfera por parte de los teclados, que son muy envolventes y confieren al disco un aire entre cósmico y épico, sonando en la mayoría de los temas a banda sonora de película épica de los 90. Hay un par de temas que tienen unos teclados más superfluos, pero el resto tienen lo que entendemos como un manto de teclados.

En su web he visto citados a Amorphis entre sus influencias, y estoy muy de acuerdo porque la forma de tratar las ambientaciones es muy finlandesa, así como también se cita a Iron Maiden. La producción es algo floja y las guitarras no suenan potentes, pero están trabajadas y se les notan esas influencias del Heavy más clásico, de la misma manera que la portada parece más propia de una de esas bandas que de una de metal extremo (con toque hortera incluido).
La voz me parece simplemente correcta, es entre gutural y hablada-susurrada y habría preferido una gutural más oscura, pero ello no me impide disfrutar del disco por suerte.

No es el tipo de grupo que suelo escuchar, pero su propuesta altamente atmosférica me ha convencido, y desde aquí les dedico mi pequeño tributo como buen grupo nacional que es.



jueves, 18 de diciembre de 2008

ENSLAVED - Frost


Esto es lo que pide la inminente entrada del invierno, un disco que exhala el mismo punzante frío de las mañanas por esta época.
Y de paso vendrá bien poner un poco de clásico Black Metal noruego, referente que jamás puedo olvidar por mucho que me encanten los grupos orientados a su vertiente más sinfónica y barroca.

Con el tiempo han evolucionado, como optan por hacer muchas bandas que no quieren quedarse estancadas, siguiendo unos derroteros progresivos que a muchos le suponen una decepción; a mí personalmente me gusta su "Ruun", pero no tanto el "Vertebrae" de este año.
De todas formas, guste o no su estilo actual, nos han dejado unos discos de Black Metal que son un referente para todo seguidor del estilo, y a ello vamos ahora.
Se les suele considerar Black-Viking, incluso desde sus primeros trabajos, pero en mi opinión personal este segundo trabajo (que por cierto lleva escrito "Viking Metal" en el libreto) es más Black que otra cosa, con pinceladas épicas que no me parece que sean tan decisivas como para equipararlo con el Viking Metal.

Tras la acostumbrada intro nos encontramos con "Loke", tema que representa lo que nos vamos a encontrar en la mayoría del álbum: un frío y rápido Black Metal con guitarras afiladas, baterías apabullantes a cargo de Trym (conocido también por su trabajo en Emperor) y voces desgarradoras.
Pero el siguiente corte, "Fenris" nos muestra su otra faceta, con más escasa representación en el disco pero suponiendo un toque personal muy especial; porque aquí ya tenemos ritmos más épicos e inclusión de acústicas. Estas influencias vikingas llegan a su cima en el tema final "Isöders dronning", con un sensacional empleo de acústicas y voces claras vikingas junto a la descarga blacker con voces rasgadas. Otro toque gélido, aunque escaso, viene de parte de unos pocos teclados muy a tono con el fiordo de la portada.

La voz merece ser tratada aparte porque me parece de las mejores en su estilo, desgarrada sin ser gritona, y además aderezada de coros vikingos. Ideal para interpretar las letras en noruego, que ellos tienen el detalle de ofrecernos traducidas al inglés en el libreto, en el que también podemos ver a sus tres músicos ataviados como guerreros en lugar de la típica estética de corpse-paint y pinchos.

Son de sobra conocidos, pero si alguien está iniciándose en el controvertido mundo del Black Metal ya tiene una segura adquisición.




domingo, 14 de diciembre de 2008

MORPHIA - Unfulfilled Dreams


Los últimos movimientos de este otoño que ya va tocando a su fin piden una entrada doomster, y además ayer disfruté de lo lindo oyendo este gran debut mientras la lluvia y el viento golpeaban los cristales de mi ventana.
Esta reciementemente desparecida (por desgracia) banda de Holanda, buen país para el Doom Metal como sabemos, llegó a editar tres discos y este que os presento es su debut donde nos muestran su esencia más doomie, aunque hay que decir también que no es uno de esos grupos que acaban haciéndose góticos tras un par de buenos álbumes de Doom Metal.

Ya reseñé su segundo trabajo "Frozen Dust" donde daban rienda suelta a su lado más dinámico y potente, pero este primer disco es al estilo del "Reason" de sus compatriotas Officium Triste por hacer una comparación, con ese Doom que incluye no pocos momentos de apática melodía entrelazados con su Doom-Death inspirado en My Dying Bride, con el añadido de un aura sinfónica de mano de unos de los mejores trabajos de teclados vistos en el estilo.
Sus casi sesenta minutos de duración sólo incluyen una breve instrumental de apenas un minuto, con lo que tenemos casi una hora de esencia doomster con largas canciones de entre siete y diez minutos, pequeño problema para los que no sean muy aficionados a los discos lineales pero ideal para quienes deseen dejarse atrapar por su seductora melancolía.

Unas tristes notas de piano son el comienzo del primer tema del disco, que nos introduce en este álbum que pasa de pesadas secciones de Doom-Death a apesumbradas melodías y solos de guitarras con una densa atmósfera de teclados en casi todo momento. Estos teclados incluyen la sencilla elegancia del piano y nos transportan a la húmeda soledad de los páramos y turberas de Holanda, con ese sol invernal que en esas tierras queda relegado a ser un débil disco atrapado en un cielo perpetuamente gris.

La temática es la que todos podemos imaginar, totalmente melancólica de manera que es extrañamente reconfortante al igual que su atmósfera, interpretada con una voz sobre todo gutural que en pocas ocasiones se dejan apoyar por voces limpias, narraciones y aún más escasas voces rasgadas.

Esta época del año es ideal para que disfrutes de su cálido efecto letárgico con un disco que no pueden perderse los amantes de Officium Triste, Saturnus, Inborn Suffering, Necare o Blood Tears.

sábado, 13 de diciembre de 2008

CONSPECTU MORTIS - Soul Subtractor


Estos meses estoy de suerte, porque al fin hemos podido escuchar discos que hasta hace muy poco eran prácticamente imposibles de encontrar en la red; hablo de AevLord, Lustnotes y el EP de Riul Doamnei, y ahora le toca el turno a estos italianos de Bolonia, que curiosamente es la misma ciudad de Thulnar. No tengo ni idea de cómo pudo conseguir este álbum el tipo que lo subió a la red hace unos pocos días, pero ahora tenemos la oportunidad de disfrutarlo y de que yo os lo presente.

En sus treinta y cinco minutos de duración no hay ninguna intro ni instrumental de relleno, consistiendo en siete cortes de una especie de Black Sinfónico con voz gutural que se desarrolla entre medios tiempos contundentes y arranques de acelerada agresividad.
Sé que será comparado con Dimmu Borgir como casi siempre, pero yo le veo a las ambientaciones un aire más grandioso y espectacular a modo de banda sonora apocalíptica. Y es que los teclados conceden al disco una atmósfera bastante lograda, con sus intrigantes pianos, orquestaciones y momentos ambientales con solos de teclado.

La voz es gutural casi todo el tiempo y sólo a veces se ve respaldada por algunas rasgadas. En ciertos momentos me recuerda un poco a la de Septic Flesh, pero tal vez sea una impresión mía, y lo que sí está claro es que resulta muy oscura (e ininteligible) de manera que se diría proceder de un aberrante ser que se abre paso a nuestro mundo para infectarlo de atrocidades, tal y como nos sugiere la portada, con lo que para mi gusto esta voz encaja muy bien con el concepto del disco.
No son los únicos en hacer Black Sinfónico (bueno, aunque en internet aparecen siempre como Symphonic Extreme Metal) con voz gutural, que yo recuerde ahora también lo hicieron Mystic Circle en "The great beast" y Twilight Ophera en su debut, pero para mi gusto este disco italiano tiene mejor atmósfera.

La portada se ve más o menos decentemente, por fortuna porque desde luego no sé de momento cómo podría conseguir el CD original.
Yo por mi parte voy a volver a acomodarme para escucharlo una vez más mientras contemplo la muerte de los dioses como preliminar de la ascensión hacia la eternidad de la odiosa criatura.





viernes, 12 de diciembre de 2008

THULNAR - The End Of The Blissful Days


Y ahora publico otra sugerencia por parte del mismo amigo que nos proporcionó un enlace para Eternal Conspiracy. Al hacerlo me dijo que el Black Sinfónico no puede ser más sinfónico que en este disco, y razón no le falta cuando escuchamos su propuesta fuertemente basada en la música clásica.
Se trata de un dúo italiano, y este proyecto nació cuando uno de sus miembros vio cada vez más claro que quería crear algo realmente sinfónico, para lo que contó con la ayuda de un amigo que estudia en el conservatorio de Bolonia y de paso contó con su contribución como vocalista y trompetista.

Es una promo tal y como vemos en la portada, pero dura cerca de 40 minutos y su contenido es bastante homogéneo en cuanto a que no bajan para nada el nivel a lo largo de esas canciones que suponen fastuosas sinfonías que se van sucediendo como capítulos de una magna obra que nos evoca diferentes sensaciones.
Las guitarras son prácticamente un mero acompañamiento como sucede con Summoning o Fear of Eternity, dejando el protagonismo en manos de esos teclados tan elegantemente barrocos, de manera que con su relajada propuesta nos podemos sentir espectadores de alguna grandiosa producción cinematográfica como por ejemplo la sensacional banda sonora de Basil Poledouris para "Conan el bárbaro" (salvando las distancias, claro). Esto último se debe también a las trompetas que conceden a algunas canciones un solemne tono épico, aunque luego como contrapartida tenemos por ejemplo el tema "Victor Damnatus" con guitarras y baterías más agresivas y sus siniestros órganos.

Otro delectante efecto de este álbum es sentirnos transportados a los jardines de Versalles o algún baile en el palacio de verano de turno, gracias a esos clavicordios y canciones más ambientales en las que se atreven a no utilizar guitarras, cosa que ya se aventuraron a hacer Summoning en algún tema y Profanum.
La voz podría haber sido un punto negativo al ponerle tanta dedicación a las composiciones, pero por fortuna el mismo músico que aporta los toques de trompeta tiene una voz rasgada muy similar a la de Capitollium en sus dos primeros discos.

Los que hemos escuchado a The Eternal Blade ya conocemos el efecto de contar con un músico clásico en una banda de este tipo, así que no lo pienses más si te gustan esas sonoridades de las bandas citadas además de otras como Amor e Morte.
Preparan un nuevo disco para mi regocijo, pero también podrían editar en CD esta obra maestra que aquí os dejo (se puede descargar en su página web).



ETERNAL CONSPIRACY - Dark Perversities At Funeral Grounds


Me he animado a reseñar este disco de 1999 gracias al enlace que nos ha facilitado un lector del blog, y además es una buena ocasión de darlo a conocer porque es una desaparacida banda que pocos conocen (yo soy uno de los que disfrutan de poder tener el CD original). Vienen desde Holanda, país del que he reseñado bandas que me encantan como Ordo Draconis, Liar of Golgotha y Serenade of Darkness, y ahora le toca el turno a la versión holandesa de Cradle of Filth.

Durante todo este tiempo he ido repasando la multitud de clones de la controvertida banda británica (pero sólo las bandas interesantes, ojo), pasando por Rusia, la República Checa, Malta, Canadá, Turquía e incluso España y México. La mayoría de esos grupos aportaban su toque personal dentro de ese estilo copiado de otro más famoso, pero Eternal Conspiracy es uno de esos casos en que los músicos se limitan a seguir esas directrices ya marcadas sin añadir ningún rasgo propio, pero no hay problema siempre que lo hagan bien y nosotros no estemos cansados de lo mismo.
Así pues, lo que contiene este álbum es lo que estamos pensando con semejante comparación, una especie de Black Sinfónico con poco de Black y mucho de ambiente gótico y vampírico, con alternancia de agresivos ritmos rápidos (muy frecuentes) y medios tiempos, riffs melódicos y momentos más genuinamente atmosféricos.

La voz es también la predecible, esos gritos agudos que todos conocemos. Pero, como sucede con la gran mayoría de bandas que emulan a Cradle of Filth, esta voz por suerte no tiene los estridentes defectos de la Dani Filth y resulta más tolerable. Y los juegos vocales no pueden faltar en un disco de esta índole, añadiendo unas pocas guturales y voces femeninas; aunque estas intervenciones femeninas no vienen de parte de una soprano, porque se trata de sencillas y sensuales voces narradas.

Las canciones son más o menos parecidas entre sí, pero aún así se puede comentar el aire épico de las ambientaciones de "Abhory of sunset" y destacar los teclados más prominentemente vampíricos de "The Platitude of Bestial Slavery" y "The Vampiric Graveyard Ouverture".
Un gran fallo del CD es no contener las letras de las canciones, pues sus miembros parecen más preocupados de salir bien en las fotos del artwork, pero pese a estos pequeños defectos que he comentado es un disco que me resulta ameno y una buena adquisición para todo amante de este lujurioso estilo cargado de oberturas crepusculares.



miércoles, 26 de noviembre de 2008

ODIUM - The Sad Realm Of The Stars


Os presento uno de los muchos discos que surgieron tras la personal propuesta de Limbonic Art con su Black Sinfónico cañero y rebosante de atmósfera astral y mágica. Y destacan en ello con este único disco de 1998 tras el que se disolvieron, pues están a la altura de Sirius por ejemplo (incluso mejores para cierto tipo de oyentes) y sin duda superan ampliamente a los grupos que emulan con peor fortuna al dúo noruego (como pasó con Vim Patior). Aunque descubriremos que tienen más que ver con Emperor como os diré en breves.

Empecemos por decir que la relación con Limbonic Art es más que una similitud musical, porque el autor de la portada es ni más ni menos que Morfeus (quien también se hizo cargo de las portadas de su banda) y el sello es el mismo, Nocturnal Art Productions.
Pero, a pesar de todo ello, la verdad es que veo como principal referente de su sonido a los Emperor del “In the nightside eclipse” por su Black Sinfónico menos bombástico que el de Limbonic Art, que favorece una propuesta más cortante, fría y rabiosa. Nada más empezar el disco nos encontramos con una canción que nos muestra lo que encontraremos en el resto del disco, pues no varían mucho que digamos, con un Black Metal agresivo, intenso y afilado con baterías rápidas y momentos sinfónicos estándar.

No les falta violencia precisamente, con esos blast-beats y riffs envolventes que son los protagonistas, relegando a los teclados a un papel atmosférico que no es para nada prescindible, aportando ambientes cósmicos y gélidos como buen grupo noruego que es. Hay algunos momentos atmosféricos muy cósmicos e invernales (temas muy recurrentes en este álbum) con el teclado al frente que no son moco de pavo, por lo que el trabajo de teclados es bueno pese a no prodigarse mucho en ello.

La voz me parece la idónea. En una entrada anterior, la de Lustnotes, hice referencia a la voz de este grupo por tratarse de una rasgada aguda y furiosa al estilo de Wolven Ancestry y Dunkelstorm, ese tipo de voz agresiva que no llega a ser chillona.

La primera vez que lo escuché no me convenció por parecerme que le faltaba teclado, pero retomarlo me descubrió un muy buen disco de denso Black Metal nórdico con retazos sinfónicos para amantes de Emperor, Limbonic Art, Sirius y Sabrax.


lunes, 24 de noviembre de 2008

TARTAROS - The Grand Psychotic Castle


Retomo uno de mis clásicos del Black Sinfónico noruego de mediados de los noventa, siendo este EP de 1997. Hay casos en que los músicos consiguen cierto renombre por haber participado en bandas populares más que por sus méritos en su banda principal menos conocida, como pasa a veces con Galder, conocido por ser guitarrista de Dimmu Borgir y menos seguido en su trayectoria con Old Man's Child.

Más o menos sucede con este proyecto de un solo miembro, Charmand Grimloch, músico con el suficiente talento como para haber sido el teclista de Emperor en sus conciertos. Pero pasemos a lo que este hombre hacía en Tartaros, que por algo llamó la atención de los emperadores del Black Metal.
Su Black Sinfónico es bastante original, pues posee una atmósfera propia de una película de terror en blanco y negro; es algo que también hacían por entonces Morgul, Twilight Ophera y Gloomy Grim, pero Tartaros tenía mejor nivel y tiene ese ambiente delirante de manicomio que no encontramos en los primeros trabajos de esos otros grupos.

La base blacker no está reñida con el aspecto sinfónico de los teclados y tiene guitarras densas y zumbantes, baterías potentes (aunque me temo que programadas, lo que sí sé es que para su siguiente trabajo sí tuvo un batería real), y una modesta voz rasgada que se amolda a las canciones y no resuena por encima, además de algunas voces claras que dan un toque más teatrero y lúgubre.
Y los teclados son por supuesto el toque personal de su sonido, con unas ambientaciones siniestras y teatrales que parecen una banda sonora como comentaba antes, pues como seguidor que fui hace unos años de los videojuegos puedo afirmar que la saga Castlevania es afín a la música y estética de Tartaros.
Este EP consta de la intro de rigor y cuatro intensos temas de su peculiar Black Sinfónico, que añade un par de temas a modo de bonus en su reedición de 1999 por el sello Necropolis; precisamente esta portada es la del digipack de la reeedición, pues la portada original es verde. Estos bonus son un adelanto de los trabajos que Charmand Grimloch iba a editar, siendo uno de ellos de su proyecto paralelo ambiental The Thrill y el otro una canción del próximo disco de Tartaros, "The red jewel", a modo de anticipo.
Esta canción tiene el sonido que encontramos en este EP, por lo que no es igual a como la conocimos en el disco "The red jewel", que por su mayor duración podría haber sido mi opción lógica, pero resulta que la producción tiene unos defectos que no me gustan: los teclados no se oyen muy bien, mientras que en cambio la batería suena muy por encima del conjunto.

No puedo acabar antes de recordar, como español que soy, que Charmand Grimloch eligió para su portada nuestro Alcázar de Segovia, una excelente decisión que celebro, y él mismo aparece en el artwork ataviado de una manera que parece uno de esos refinados y crueles personajes literarios de obras como "Orgullo y prejuicio" o "Los infortunios de la virtud".
El primer link corresponde a esta reedición con bonus, y por si no sabe alguien bajar de ifolder le dejo un link a rapidshare, pero mucho me temo que se trate de la edición normal.
Sin más que añadir, os dejo con sus sinfonías de vals cárpato.




sábado, 22 de noviembre de 2008

MALDOROR - Ars Magika


Es impresionante la cantidad de sorpresas que nos reserva el underground si investigamos un poco, y más si en mi caso me informo sobre discos y grupos de mediados de los años noventa en materia de Black Sinfónico. Esta banda italiana cambió de estilo tras dos discos de este estilo y se pasó al industrial y avant-garde, pero con este debut de 1998 y su siguiente “In saturn mystique” estoy más que satisfecho y mejor será ignorar su posterior sonido (bajo el nombre Thee Maldoror Kollective, por cierto).

Este álbum llegó a mí como una recomendación similar a Capitollium, ese grupo ucraniano de Black Sinfónico con una atmósfera totalmente religiosa, pero también les veo parecido con sus compatriotas Art Inferno y Opera IX como ahora os diré.
Su Black Sinfónico tiene un aura tremendamente esotérica y mística, y bastante cañero con baterías rápidas y técnicas la mayor parte del tiempo, con algún que otro momento dedicado a una mayor dosis de melodía. El sonido de las guitarras y la tosca voz rasgada son los principales rasgos que me han llevado a relacionarlos con Art Inferno (aparte del ambiente esotérico en ingentes cantidades), con una importante carga mística en los teclados y ambientaciones que nos remiten a los primeros discos de Opera IX. Y, ya por fin, la similitud con Capitollium está en los pasajes de corte litúrgico con órganos religiosos, que son uno de los mayores atractivos del álbum.

Esta atmósfera es algo totalmente acorde con el contenido lírico y la estética de la banda, que presenta el CD con un artwork repleto de simbología, signos alquímicos, altares rituales y referencias a Thelema. Las letras tratan sobre una iniciación con sus correspondientes ceremonias y precisas referencias numerológicas, sefiróticas y cabalísticas, a través de los seis temas de los que cuatro son verdaderas canciones, que duran una media de diez minutos y por tanto no es un disco para nada corto. Este concepto es interpretado por la ruda voz rasgada que a veces incluye susurros, narraciones e incluso cánticos ceremoniales en dos canciones.

Vale el esfuerzo conseguir el CD original, que por cierto no resulta fácil porque está descatalogado, pero merecerá la pena por su estupenda presentación en digipack con esos detalles del artwork que comenté. Desde luego lo recomiendo a fans del estilo, sobre todo de Capitollium, el último disco de Finnugor, Art Inferno, Opera IX o Love Lies Bleeding. Atravesemos la neblinosa cortina del incensario para dejarnos imbuir de su atmósfera mágica, misteriosa, filosófica y ritual.


lunes, 17 de noviembre de 2008

ODIOUS - Mirror Of Vibrations


Me siento impulsado a rescatar una entrada antigua para hacer una mejor reseña, pues este álbum no sólo es uno de los más interesantes que nos dio el 2007, además es muy original dentro de un estilo en el que la originalidad escasea.

Antes de contar en qué consiste su propuesta para ser original, empecemos por decir que este disco contiene Black Sinfónico con melodías orientales. No es para nada el primer grupo que incorpora sonidos orientales y árabes al Metal, como es el caso de Orphaned Land, Arkan y Melechesh, aunque consiste siempre para esos grupos en toques ocasionales, o muy escasos como sucede con Melechesh.
Estos egipcios lo hacen de manera que no consista sólo en incluir unos toques folklóricos de Oriente Medio, pues a las típicas líneas de teclados y pianos del estilo sinfónico añaden numerosas melodías árabes, percusiones del mismo tipo, algunos efectos a tono con ese ambiente y se inspiran fuertemente en el brillante pasado de su tierra. Es curioso encontrarme con un grupo tan bueno en un país del que no tengo noticia de ningún tipo de escena, pese a lo inspirador que debe ser vivir en un país con semejante pasado arqueológico, y a que en otros países cercanos hay más grupos conocidos.

El aspecto estándar de su Black Sinfónico es similar a la etapa media de Graveworm, Black Omen o Liar of Golgotha, e incluso Ancient por las guitarras. Ya que nombro las guitarras, no suenan secundarias por querer tener un ambiente muy exótico, y están trabajadas, son vibrantes y hay algún que otro solo. La voz tampoco decepciona precisamente, pues uno podría pensar lo mismo que con las guitarras, que por ser originales fallarían en algo esencial como la voz, pero resulta que es una rasgada con la aspereza de los vientos del desierto cargados de arena, que queda mucho mejor que esas voces que chillan sin sentido. Hay alguna voz árabe que no me gusta demasiado, pero al menos es algo aislado y no me importa entonces.

Empezaron como Doom Metal como atestigua su demo, y fue para mi gusto todo un acierto que acabaran dibujando este estilo actual para su segunda demo y este debut.
No puedo dejar de recomendarlo a fans del estilo, e incluso a los que no suelen escuchar mucho Black Sinfónico, porque además de ser originales lo hacen bien y hay calidad. No te pierdas uno de los mejores debuts del 2007, con un ambiente lleno de exotismo y recuerdos dorados del pasado del país del Nilo.



sábado, 15 de noviembre de 2008

MASTIPHAL - For A Glory Of All Evil Spirits, Rise For Victory


Llevaba mucho tiempo queriendo escuchar esta banda polaca de los 90 y al fin he tenido mi oportunidad, del mismo modo que ahora os la ofrezco yo a vosotros. Es más que gratificante encontrarse con un disco así de Black Sinfónico de 1995, año en que lo más sinfónico que había eran cosas como Gehenna, Parnassus o los primerizos Cradle of Filth, pues es más bien a partir de 1996 cuando nos encontramos con un amplio catálogo de bandas de ese estilo.

Lo primero que me sorprendió es encontrarme con que el vocalista (y uno de los dos fundadores) de la banda es Flauros, el mismo a cargo de las voces rasgadas en Darzamat, banda sin duda mejor conocida, y el teclista es ni más ni menos que el mismo que tuvieron los también polacos Themgoroth en su debut de la misma fecha, por lo que estoy más que encantado. Aunque más adelante llegaron a contar también con el teclista de Darzamat una vez que esa banda ya existía (recordemos que su debut es de 1996).
No son por ello muy parecidos a Darzamat, banda con una clara carga Gothic en su sonido, más bien suena al típico Black Sinfónico de los 90 que no deja de sonar blacker pese a los muy presentes teclados, que por cierto no toman un papel demasiado protagonista y están equilibrados en el conjunto.
A Eblis sí que se dan un aire por practicar el mismo estilo y tener en común un teclista de talento (otra curiosidad es que en Themgoroth también estuvo el teclista de Eblis), si bien Eblis son más estilizados y currados, pero es muy buena referencia.
Las guitarras son lo bastante rudas y tienen ese sonido más o menos monótono que podemos esperar de una banda de Black, con baterías rápidas y poca variación dentro de los temas, pues el toque discernible viene de mano de los teclados, que incluyen sencillos pianos, momentos majestuosos y un par de simulaciones de instrumentos de viento como el oboe.

La voz de Flauros es desde luego reconocible para el oyente que conozca bien a Darzamat, esa voz rasgada que no grita porque sí y se amolda a la canción, pero sin más abanico vocal que añadir, sólo su voz rasgada y nada más.

Fue editado dos veces por lo que veo, y la portada que os enseño es la de la primera edición, pues la segunda presenta un símbolo a modo de pentagrama con unas espadas atravesadas, y yo por mi parte prefiero este paisaje irreal de la edición que tengo comprada.

Han estado a la altura de mis expectativas, así que no lo dudes si te gustan estos grupos sinfónicos polacos como Eblis, Darzamat, Themgoroth, Thy Hastur, Profanum o Lux Occulta antes de volverse demasiado raros.




http://rapidshare.com/files/164043721/Mastiphal_-_For_a_Glory_of_All_Evil_Spirits__Rise_for_Victory.rar



sábado, 8 de noviembre de 2008

LUSTNOTES - Graveyard Ballades


Hoy, al igual que con AevLord, traigo un material en exclusiva que hasta ahora no podíamos encontrar en la red, y si alguno lo ha conseguido este fin de semana es porque yo mismo lo subí a Metalarea. Y el caso es que fue muy sencillo hacerme con el disco original como también pasaba con el citado grupo francés, cosa curiosa.

Entremos en materia; lo que tocan estos italianos de Milán es Black Sinfónico también, pero del energético que no pierde esencia blacker, con un estilo que encuentro similar a "Seen through the veils of darkness" de Gehenna, "Memoriam Draconis" de Avatar y "Behind the curtain of darkness" de Lord (es curioso que suene a grupo de los noventa como los tres ejemplos, pues este disco es del 2006 ni más ni menos), tres discos que suenan a Black Metal añejo y bastante podrido sin estar reñido con estar provistos de unos buenos teclados que son un elemento más en lugar de protagonistas.

La presentación del CD es bastante aclaratoria de que no es un Black Sinfónico del que en realidad suena poco a Black, con todo presentado en blanco y negro y un libreto que únicamente nos muestra una imagen de una calavera y fotos de sus músicos luciendo estética blacker, excepto la teclista femenina que parece una aristócrata en uno esos bailes de máscaras italianos. La portada ya la vemos, y en la contraportada tenemos una vidriera y arcos de una iglesia.
Y, pasando ya a lo musical de nuevo, esa imagen se corresponde bien con el contenido musical, un Black con caña y espacio para algo de variación con momentos más atmosféricos y algún que otro riff más melódico. La voz es la de esperar, sencillamente una rasgada muy salvaje, que me recuerda a la de Wolven Ancestry, Dunkelstorm y Odium, que por si no conocéis a esos grupos ya os digo que tienen en común voces que parecen aullidos de rabia.

Los teclados parecen sencillos y con un papel meramente ambiental (un poco parecidos a los de Mactatus) al empezar a escuchar el disco, pero vamos comprobando que aparecen momentos especiales como los pianos o el maravilloso órgano del tema "Il trionfo", además de que hacia la segunda mitad del CD los temas se van volviendo más elaborados.

En cuanto a letras, nada destacable porque ya podéis imaginar la temática, pero sí es reseñable el empleo de partes en francés en "Madeleine" o las letras integramente en italiano de "Il trionfo".

No lo pienses mucho si te gusta el estilo, porque este álbum es muy bueno además de ser una primicia que de momento no verás en más blogs.



viernes, 7 de noviembre de 2008

AZMODAN - Of Angels And Demons


Alemania es una de las canteras no escandinavas de Black Sinfónico que más me gustan, junto con la polaca, rusa, francesa e italiana, habiéndome ofrecido un buen repertorio de bandas que me encantan como Cryogenic, Ancient Ceremony, Obsidian Gate, Agathodaimon, Dies Ater, Abyssaria y un buen etcétera.

Este proyecto en solitario de un único músico, Lord Azmodan, a cargo de todos los instrumentos, voces, composiciones, letras e incluso el diseño del artwork, es ese tipo de Black Sinfónico que poco tiene de Black Metal en el sentido tradicional (sobre todo por la ausencia de blast-beats de batería y guitarras afiladas y distorsionadas) y mucho de sofisticado y atmosférico; sigue una onda vampírica muy similar a la mostrada por los dos primeros discos de Ancient Ceremony, “Among mortals” de Vampiria y un poco de “Blacken the angel” de Agathodaimon, pues quien haya escuchado los dos primeros grupos que he citado conocerá el despliegue mostrado de teclados, pianos y distintas voces.

Esas tres referencias son un excelente marco para imaginarnos la música relajada, elegante y muy sinfónica de este álbum, el segundo y último que editaron hasta la fecha, en el que las guitarras y baterías carecen de la agresividad típica de otras bandas del estilo que optan por un sonido más salvaje y feroz, favoreciendo una propuesta altamente atmosférica.
El tipo de teclados es más o menos el mismo que encontramos en los polacos Daemonicium, esa combinación de teclados estándar sencillos pero tenebrosos que sirven de base a otros más prominentes y elegantes en forma de pianos, que son los protagonistas del álbum debido a sus melodías que resultan pegadizas y podemos recordar tras escuchar el disco por primera vez. Así que esperad un ambiente ideal para evadirse recordando antiguos relatos de la Europa del Este sobre licantrópos y strigoi, además del lado más cruel y vicioso de la nobleza.
El único inconveniente que le encuentro, si es que puedo considerarlo una pega de verdad, es el mismo que le encontré a los búlgaros Amor e Morte: la voz. No está mal, pero es una voz rasgada muy modesta y casi susurrada y un disco así demanda una raspada que transmita las necesarias sensaciones macabras. Un punto a favor es la colaboración de una tal Carmen Clark (según la información del libreto), que no es la típica soprano y aporta un toque extra de teatralidad con su sensual voz y sus narraciones.
Además, este hombre fue vocalista de una banda de Death Metal, por lo que aporta algunas guturales que habrían sido un toque genial en más cantidad.

Fue todo un paso adelante compositivamente con respecto a su debut “Evil Obscurity”, que era más tacaño con estos teclados tan llamativos y resultó en un disco sin tanto atractivo. Lord Azmodan tiene preparado un nuevo disco que se supone que debería haber visto la luz el año pasado, así que espero poder disfrutarlo sin demasiada demora; mientras tanto recomiendo este álbum a fans de las bandas nombradas y os dejo con la frase que se puede leer al levantar el CD: "Si te asomas al borde del abismo, encontrarás que el fondo también te observa a ti".


DOMINANCE - Anthems Of Ancient Splendour


Voy a variar un poco por hoy en cuanto a estilo musical, dejando de lado de momento no sólo el Black Sinfónico, porque tampoco voy a tratar un álbum de Doom ni de Pagan, sino de Death Metal, ese estilo del que no domino apenas y me gustan contados grupos (o discos más bien).
Además lo hago con un disco de Italia, ese país de mis antepasados del que tanto me gustan sus grupos de Black Sinfónico; y no es coincidencia que este disco fuese editado en 1999 por Scarlet, el mismo sello que lanzó el único disco de Art Inferno y tres de Stormlord. No es por tanto extraño que la fuente utilizada para el título del CD, títulos de canciones como “Fallen Winter” y, sobre todo, la crepuscular portada no parezcan desde luego de un álbum de Death Metal, pero resulta que ése es el estilo practicado.

La verdad es que llamar simplemente Death Metal a estos italianos es ser bastante inexacto, incluso también si los llamamos Death Melódico a lo Göteborg, pues incorporan moderadas influencias del Black Metal y sutiles toques de Doom Metal; pero de manera coherente e integrada, no del tipo resultante en una mezcolanza inconsistente ni sin aproximarse a terrenos progresivos.
La primera vez que tuve constancia de su existencia, hace ya varios años, los vi definidos como una especie de Death Melódico a lo Dark Tranquillity combinado con At The Gates y Morbid Angel, y no me parece mal punto de partida, pero yo le añadiría como os dije el punto de Black y Doom. El Black Metal lo podemos identificar en el uso voces rasgadas junto a las guturales principales y esas partes que me remiten a los momentos épicos del “At the heart of Winter” de Immortal, y ciertas canciones tienen ramalazos de Doom-Death del tipo más contundente y machacón que depresivo, con una pizca de melancolía.

Este álbum es bastante versátil, con agradable variación dentro de las mismas canciones, pasando de pesadez deathmetalera con baterías rápidas a momentos más melódicos, medios tiempos, partes lentas y algunos detalles como acústicas o el piano del tema “Between the sands” (lástima que no nos ofrecieran más momentos así). Pero sin resultar extraño, pues como dije no es uno de esos grupos que al final no sabes a qué suenan exactamente.
Y es que la producción les hace justicia, porque pese a no ser la más limpia del mundo es capaz de hacer que el disco suene potente y poderoso. Y, ya que uso el adjetivo poderoso, las voces bien pueden ser definidas así, porque su vocalista es poseedor de una ronca gutural con matices rasgados y unas buenas rasgadas a lo blacker.

No puedo acabar sin destacar la melancólica portada, que me encanta, con ese pétreo dios mediterráneo (por el pelo creo acertar si digo que es Poseidón) con el ocaso de fondo, como si contemplara el fin de su reinado. Así como tampoco puedo pasar por alto comentar lo baratísimo que es conseguir el disco original por internet. Buen provecho si te gustan los discos con melodía y buenos temas.

lunes, 3 de noviembre de 2008

ANGUIS AETERNUS - Black Despondency


Os invito a adentraros en la perpetua niebla inglesa con esta estupenda demo que descubrí hace pocas semanas; porque el Reino Unido es patria de buenos grupos atmosféricos de corte blacker (en distintas medidas) como Bal-Sagoth, Hecate Enthroned, los antiguos Cradle of Filth o Korvus, por no hablar del Pagan Folk de Waylander y los maravillosos grupos de Doom-Death pioneros en su estilo.

No viene muy a colación nombrar grupos de Doom sólo por ser ingleses en una entrada de Black Metal, pero comparten también esa oscura melancolía que tan a tono va con sus grises cielos y tristísimos inviernos. Yo mismo lo comprobé viendo los parques de Londres en diciembre.

Pasemos a comentar el disco, que es de lo que se trata; esta demo es etiquetada como Black Sinfónico, cosa que veo bien, aunque para ser más exactos parece Black del crudo con Ambient oscuro tan bien integrado que se dirían fusionados.
Me explico, la base Black es áspera y ruda, como si se tratase de uno de esos grupos polacos o ucranianos de Black Metal con aire pagano, y a ello se unen unos teclados sencillos pero muy densos y envolventes, de los que acentúan la atmośfera junto a las guitarras cortantes, voces desgarradas y rápidas baterías, con mucho espacio para lucirse a modo de momentos ambientales sin voces ni elementos blackers.
Es un proyecto en solitario como es bastante frecuente en esta música, siendo un único músico quien compone y toca todos los instrumentos, pero (eso sí) con la colaboración de un vocalista poseedor de una desgarradora voz que no varía ni un ápice a lo largo de todo el CD.

Dura unos veinticinco minutos y tiene siete temas, de los que dos no son canciones reales. Una intro clásica de estos grupos con inspiración boscosa da paso a la primera canción real y a otras cuatro en la misma onda, un Black Metal relativamente crudo y con poca variedad en su base, pero con unos teclados que se mueven entre las atmósferas propias de bandas paganas y épicas y otras más tenebrosas, con algún que otro modesto piano. Incluso una de las canciones es medio Ambient.

Y una instrumental ambiental cierra esta demo que está muy recomendada a degustadores de Black entre crudo y atmosférico, con un ambiente tan denso como la bruma y la lluvia de su Inglaterra natal. Mucho más interesante para mi gusto que su nuevo estilo, pues pasaron a llamarse Nihternnes y su estilo adquirió tintes más modernos por lo que parece. Ahí os lo dejo, un material raro para vuestro disfrute.




sábado, 1 de noviembre de 2008

RIUL DOAMNEI - Le Serpent Rouge


Esto que os traigo ahora es un material difícil de conseguir, tanto que hasta la semana pasada era imposible de ver en la red, hasta que me lo pasó un amigo y ya es nuestro para disfrutarlo. El año pasado debutaron con “Apocryphal”, disco que habría sido una interesante entrada por el nivel que demostraron, pero este EP de cinco temas y diecinueve minutos me ha parecido el mejor material de la banda a pesar de contar sólo con tres canciones (los otros temas son la intro y la outro) .

He de empezar por aclarar que son italianos a pesar del nombre del grupo en rumano (intuyo que les atraía mucho la estética vampírica en sus comienzos) y el título del disco en francés, cosa curiosa. Pues bien, estos italianos nos mostraron en 2007 con su “Apocryphal” un Black Sinfónico al estilo de bandas como Dimmu Borgir, Graveworm, Apostasy o Covenant, y ciertos toques de Cradle of Filth (sobre todo en algunas voces); pero en este EP de 2006 eran más similares a Cradle of Filth al margen de las voces, que aquí sí son mayoritariamente consistentes en gritos agudos a la manera del grupo británico, además de voces entre narradas y guturales como también conocemos en esa banda.
Curiosamente tiene teclados que me resultan más atractivos que los del debut, con un ambiente que sería una buena banda sonora para relatos del Marqués de Sade, y en las tres canciones hay interesantes pianos e incluso al final del cuarto tema hacen un homenaje a Mozart con el piano, todo un detalle. Aunque no son los únicos italianos que han hecho algo así, pues Agarthi hicieron lo propio con “El claro de luna” de Beethoven.

Poco más tengo que comentar al tratarse de un EP tan corto en duración, pero que será una buena adquisición para amantes del estilo. Dicen que el original incluye un videoclip de una de las canciones incluidas, porque os recuerdo que hay que comprar los discos que nos gusten, y sólo me queda recomendarlo a fans acérrimos de los grupos nombrados.

viernes, 31 de octubre de 2008

STIGMATIC CHORUS - Autodafe


Con este grupo podría haber puesto su nuevo disco “Gedonist” por ser una interesante novedad de este año (con lujuriosa portada que poco deja a la imaginación incluida), pero al conocerlos probé también con este debut y me ha gustado mucho más, hasta el punto de preferir reseñarlo y haber estado escuchándolo no pocas veces a lo largo de esta semana.

Su Black Sinfónico con voces estridentes y teclados omnipresentes podría ser comparado tan fácilmente con Cradle of Filth que me parece demasiado simplón hacerlo, por lo que mejor opto por enmarcarlos más eficazmente con Black Countess, Crystal Abyss y Devil-May-Care (rusos los tres, además), sobre todo los dos últimos.
Este disco es bastante rápido casi todo el tiempo, y los teclados son algo fastuosos (y repetitivos por momentos) y hacen pensar en ambientes cortesanos con interminables pasillos y salas repletas de olvidados retratos y espejos, dos detalles que nos llevan a pensar en Anorexia Nervosa, especialmente en su “Drudenhaus”, si no fuera porque el grupo francés era mucho más potente y bestia.
Se me hace bastante homogéneo, con las canciones siguiendo una onda muy similar como si fuese una sola canción dividida en partes, teniendo algunos momentos más memorables que pueden hacerte recordar temas concretos, como un breve órgano, clavicordios o algún coro que llame especialmente la atención.

Por las comparaciones que estado haciendo podemos llegar a imaginarnos un vocalista del tipo gritón, pero la verdad es que no es del todo cierto. Este vocalista es muy característico, con una voz muy aguda y estridente (muy parecida a la de Devil-May-Care), pero sin embargo no llega a ser chillón como sucede con todos los grupos que he estado citando. Echan mano de una vocalista femenina, pero relegada al papel de ocasionales coros, del mismo tipo ambiental que encontramos en Siebenbürgen y Love Lies Bleeding, especialmente estos últimos por su moderada frecuencia, dando un toque especial a ciertos momentos.


Y una vez más estamos ante un tracklist un poco engañoso, porque de estos nueve temas resulta que seis son canciones verdaderas y los otros tres son instrumentales, pero hay material de sobra para disfrutar un buen rato si te gustan mucho estos grupos; este álbum no me parece de lo mejor en su estilo pero ha sido una agradable sorpresa.

viernes, 24 de octubre de 2008

AEVLORD - Welcome To My Kingdom


Pues era inevitable reseñar el otro disco de los franceses AevLord, banda que me ha entusiasmado porque hacía mucho tiempo que no disfrutaba de un Black Sinfónico de primera como el que os presenté en la entrada de su “History of a new mankind” de 2007.
Este debut de 2004 fue autoproducido y ciertamente tiene una presentación más discreta, aunque también hay que decir que la oscura portada es mucho más interesante que el castillo hecho con ordenador de su otro disco, y la contraportada tiene una foto en blanco y negro de árboles igual de gratificante.
Dura unos treinta y dos minutos repartidos en once canciones (bueno, dos son la intro y la outro), lo que nos da una media de apenas tres minutos como más o menos pasaba con su sucesor, siendo la excepción “The black castle” con sus seis minutos.

Entrando ya en materia, lo que nos ofrece este primer disco es algo no muy alejado de lo que conocemos de su otro trabajo, ese Black Sinfónico con tétricos teclados y voces variadas como espectros de gasa entre el humo del tiempo y la mente, pero con diferencias basadas sobre todo en que el nivel es el típico de un debut o una demo.
Para su segundo trabajo se contó con el buen hacer de un guitarra y un batería, pero aquí estamos ante el clásico proyecto en solitario tan frecuente en el Black y el Doom, con lo que las guitarras son más austeras y discretas, siendo no pocos los momentos en que ni suenan y dejan las canciones en manos de los teclados.
Y, hablando de los teclados, aquí son especialmente oscuros y medievales en comparación con su segundo disco, predominando en casi todos los temas esos órganos que nos transportan al siglo XII, con sus mazmorras, intrigas, brujería y temas de caballería en general. Aunque en una de las canciones finales tenemos ese estupendo piano que tanto me gusta.
El húmedo rasgar en la carne de la voz es más podrido que nunca, y en algunos temas colaboró una tal Emilia con magnífico resultado, sobre todo en la canción “Alexia Ashford” con ese interesante dueto con la voz clara masculina y su parte solista (por cierto, es una de las mejores canciones del disco).

La atmósfera en general es al estilo de los primeros Hecate Enthroned, Maleficentia, Capitollium, Forsth y demás grupos similares con ambiente fantasmagórico o del Medievo, por lo que sus fans deben estar atentos; pero tiene el inconveniente de tener esas guitarras tan secundarias y puede no gustar a los mismos que no son capaces de disfrutar de cosas como el primer disco de Bishop of Hexen, Izakaron o Fear of Eternity. Aquí os dejo en todo caso con el otro disco de una banda que me ha conquistado.

martes, 21 de octubre de 2008

CELESTIA - Frigidiis Apotheosia : Abstinencia Genesiis


Esto que os traigo es otra interesante novedad del 2008, aunque no tan reciente como la de Skepticism abajo reseñada porque salió en enero y la verdad es que ya podía haberlo reseñado antes.

Es una banda francesa que lleva sacando abundante material desde los noventa, pero curiosamente este disco es su segundo trabajo completo porque todo lo que habían estado editando consiste en demos, splits y similares, siendo su “Apparitia – Sumptuous Spectre” del 2002 su debut real.
El Black Metal que practican es del tipo crudo y minimalista, del que nos recuerda lo gratificante que es saber disfrutar de las cosas sencillas; lo que les hace característicos es su punto de melancolía y romanticismo oscuro. No estoy hablando por ello de lo que normalmente nos encontraríamos en un disco de Doom Metal o Black Melódico, porque su sentido del romanticismo es bastante mórbido y funesto, como contemplar cómo se descompone el cadáver de tu amada tal y como sugiere el título de su primera canción, “She’s dead (Valse Funeste de Descomposition)”.
La voz que ponen a ello es una clásica rasgada putrefacta (vómito etéreo según el libreto) que agradezco mucho en estos tiempos en que el Black Metal tiene demasiados vocalistas desgañitándose a lo Burzum. Con una voz a lo Darkthrone o Judas Iscariot, por ejemplo, se consiguen mejores resultados en un álbum así que con los gritos agónicos de otras bandas.

Una novedad que incorporan a su sonido es la colaboración de Malefic, el músico que anda tras Xasthur, con unos pocos teclados (niebla etérea según el libreto), escasos y sencillos pero que se acoplan con muy buen resultado a este Black Metal lento y decadente. También hay algunas acústicas por si fuera poco, incrementando más el aire ruinosamente melancólico, buen detalle. Así que esperad pasajes evocadores de cementerios abandonados junto a ruinas de iglesias románicas, con piedras vestidas de musgo y ramificaciones de hiedra marchita.

Sólo les falta una portada tan buena como la de su otro disco para acabar de hacer más redondo este disco idóneo para amantes de Krohm y Xasthur, aunque la presentación es de primera categoría y contiene uno de los mejores artworks que he visto en mucho tiempo con una generosa cantidad de fotografías con irresistible encanto decadente (tanto de sus músicos como de un palacio de piedra), multitud de dibujos y símbolos y textos en tinta plateada.
Sírvete una copa de vino, ponte este disco y contempla marchitarse alguna trivialidad transitoria.

domingo, 19 de octubre de 2008

SKEPTICISM - Alloy


Estos finlandeses pioneros del Funeral Doom vuelven a la carga con un nuevo trabajo discográfico que será de lo mejor del 2008 junto al de Remembrance (y posiblemente también el de Pantheist si el mes que viene nos sorprenden con alguna maravilla como nos tienen acostumbrados).

Skepticism son conocidos por representar el Funeral Doom de manera muy clásica tal y como expliqué en la entrada sobre Mistress Of The Dead, con el característico sonido ultra pesado, monorrítmico, austero y muy oscuro. Pero ahora se han apuntado a la acertada tendencia de variar un poco dentro del estilo como muy bien hacen Pantheist, Remembrance y Ahab, tres bandas que nos ofrecen algo más de variedad en ritmos, ambientes y guitarras de lo que estamos acostumbrados en el estilo, pero sin apartarse de éste.
Bueno, la verdad es que este disco de Skepticism tampoco supone todo un ejercicio de versatibilidad como en los tres ejemplos expuestos, pero sí que podemos degustar unas guitarras más variadas que en su famoso “Lead and aether”, e incluso algún solo de guitarra (modesto, eso sí).
Siguen, como también decía, sonando a Funeral Doom ante todo, con ritmos terriblemente lentos y guitarras pesadas a lo largo de sus seis temas de cuarenta y siete minutos en total. Y, ya que nombro la duración, es curioso encontrarse con tres canciones de alrededor de seis minutos frente a las típicas más largas de nueve minutos más o menos.

Otra característica típica del estilo son los teclados ambientales, por supuesto, y además Skepticism son bastante representativos del uso de órganos, que en este disco aparecen como protagonistas de la mayor parte de las seis canciones. Pantheist es otro grupo con característicos órganos, que suenan a música litúrgica mientras que los de este disco que os presento son algo más acorde con el adjetivo funeral del nombre del estilo; son siniestros, envolventes y realmente como un funeral bajo una fina y plomiza cortina de llovizna entre hileras de negros cipreses.
Me queda por comentar la voz, que es gutural como siempre (aunque no tan monstruosa como en otros discos del estilo) y a veces aparecen las típicas voces habladas/susurradas de álbumes así.

Os dejo con uno de los mejores discos del año, y no sólo en su estilo. A mí incluso me ha gustado más que su popular “Lead and aether”.

sábado, 18 de octubre de 2008

AEVLORD - History Of A New Mankind


He de volver al Black Sinfónico porque este grupo que en breves os voy a presentar es una maravilla en su estilo, de lo mejorcito que he escuchado en muchísimo tiempo. Además es un grupo bastante desconocido y hasta hace poco prácticamente imposible de encontrar en la red, hasta que yo me he comprado sus dos discos y los he empezado a difundir porque joyas así hay que darlas a conocer.

Cualquiera que conozca más o menos bien las bandas francesas del estilo podría citar rápidamente a Anorexia Nervosa, Love Lies Bleeding, The Eternal Blade, Maleficentia o Ad Inferna; y os aseguro que estos AevLord están a la altura de sus citados compatriotas, incluso superan a Ad Inferna en concreto.
El caso es que precisamente suenan más o menos parecidos a los grupos que he nombrado, especialmente Maleficentia y The Eternal Blade (con sus maravillosos órganos), y también les veo cierta similitud con Capitollium por el amplio uso de órganos, pero siempre con un ojo puesto en los clásicos grupos noruegos con teclados como Gehenna y los grandes Emperor.
Podemos decir entonces que la base es el Black Sinfónico de toda la vida, con guitarras a veces machaconas y otras más melódicas, y con el añadido de un gran despliegue de teclados y variedad vocal. Los teclados son uno de los puntos más atractivos del grupo para quienes disfrutamos de ello, repartiéndose el protagonismo en las canciones los pianos y los órganos; pero no son órganos al estilo religioso como sucede con Capitollium, más bien del tipo que evocan imágenes de señoriales castillos recortados sobre umbríos desfiladeros ribeteados de espesuras de negras coníferas. Una atmósfera relajada e inquietante a partes iguales, de la misma manera que una estancia en los aparentemente hospitalarios dominios del tirano local de turno.

He hecho mención a la variedad de voces; pues bien, la voz principal (por parte del mismo músico que toca los teclados y compone las canciones) es una rasgada macabra que recuerda un poco a la de Immortal, pero con bastante regularidad incluye guturales, distintas voces narradas y una voz limpia (del tipo que sí resulta masculino a diferencia de las horribles voces limpias de otros grupos) que hace unos interesantes duetos con la voz femenina. Esta vocalista femenina suele adoptar la mayoría del tiempo un papel atmosférico a la manera de Siebenbürgen y Love Lies Bleeding, como si de un teclado más se tratase.

Aunque veáis que hay doce canciones (de las que todas son canciones de verdad, sin instrumentales) no es un disco excesivamente largo, pues la media de duración es de tres o cuatro minutos y en total dura cuarenta y cinco. Hay temas algo más irregulares que otros, claro, pero en general está equilibrado y sin duda será una gran adquisición para los fans empedernidos del estilo sinfónico.


MISTRESS OF THE DEAD - The Weeping Silence Of The Dead


Ahora otra interesante propuesta para variar (por poco tiempo porque mi próxima entrada será de Black Sinfónico, y del bueno) es este disco de Funeral Doom, y además del más oscuro, agónico, mortuorio y aterrador de mano de este proyecto en solitario desde la República Checa.

Un buen punto de partida sería decir que el sonido general se asemeja bastante a los Skepticism del “Lead and aether” (sólo tengo ese disco y el nuevo de este año) con sus características tan representativas del Funeral Doom que realmente hace honor al adjetivo funeral, con su monstruosa monotonía y opresora atmósfera propia del más espeluznante viaje al reino de los muertos.
Para ser más claros, es terriblemente lento y monorrítmico al más puro estilo Funeral como decía, con terroríficas guturales (además de algunas voces como de ultratumba) y teclados muy ambientales. Estos teclados carecen de los momentos solemnes de Skepticism y bandas similares, siendo en general muy sobrios pero terriblemente oscuros, y hay momentos meramente ambientales con esos sencillos teclados al frente.
En ciertos momentos aparecen algunos pianos e incluso un órgano en un tema concreto, pero son bastante apagados y austeros como sucede con Nortt, otra banda que me viene a la mente al escuchar este disco.

Y es que tanto el nombre del grupo como el título del CD y su portada no podían ser más acordes con la música aquí contenida, que insisto en que es genuinamente fúnebre, y como suele ser habitual en grupos así se divide en canciones escasas en número pero muy largas en extensión; pues cuatro canciones y una outro ya alcanzan algo más de una hora de duración.
Muy recomendado a amantes del lado más lúgubre y mortecino del Funeral Doom, porque esta jornada a través del silencio de los muertos es desde luego lo que se puede esperar en un buen disco de su estilo.

viernes, 17 de octubre de 2008

SEPTICFLESH - Communion


Para variar un poco entre mi inundación de Black Sinfónico, nada mejor que el que está siendo uno de los mejores discos de este año. Y sobre todo ahora que he comprado hace poco original la edición limitada en digipack, que no incluye ningún tipo de bonus pero sí que tiene una presentación de primera con grotescos dibujos entre arqueológicos y anatómicos como el de la portada, por no hablar de la estupenda explicación del concepto que constituye la parte lírica del disco. Éste no es otro que la necesidad que siempre ha sentido la humanidad por buscar lo divino, lo demoníaco, lo inmortal y todo lo que en definitiva no es de este mundo, ya sea a través de meros rezos, guerras, diversos rituales o sacrificios.

Pero pasemos a lo musical, que refleja de manera envidiable lo expresado en las letras y el artwork (me encanta ver cómo encajan estos tres aspectos en algunos grupos) con su Death Sinfónico que sigue más o menos la senda del anterior disco “Sumerian Daemons”, aunque de manera menos bestia y sin toques electrónicos ni la voz femenina de Natalie Rassoulis.
Han contado para esta ocasión con la inestimable colaboración de la orquesta filarmónica y el coro de Praga en siete de las nueve canciones del disco, otorgando un aire cinematográfico espectacular y grandioso que realmente parece la banda sonora de una película sobre los horrores de las antiguas civilizaciones y sus crueles dioses.
Es un disco contundente la mayoría del tiempo como pasaba con su antecesor, aunque ahora incluyen guitarras muy melódicas que nos remiten a sus tiempos del “Esoptron”, ese ábum de Doom Metal con buenas guitarras. Una novedad que no me ha gustado tanto (de hecho la detesto) es la inclusión de voces limpias en tres de sus canciones, encajan muy bien con los momentos melódicos en que aparecen pero son un tipo de voces limpias que aborrezco. Al menos sólo salen en tres temas y las canciones más fastuosas (excepto “Anubis”) sólo cuentan con la característica voz gutural de su vocalista, bruta pero inteligible.

La verdad es que es uno de esos grupos que sí que saben aprovechar el apoyo orquestal (Christos Antoniou ha sabido sacar mucho partido a su formación clásica) y son una delicia temas como la sobrecogedora “Lovecraft’s death”, la arrogante “We, the gods”, la coral "Communion" o la espectacular “Persepolis”.
Sin duda son de lo mejor en este tipo de música bombástica junto a Rotting Christ y Hollenthon, como ya dije en una entrada sobre este último grupo hace algo más de un año. Ni se te ocurra perderte uno de los bombazos de este 2008.




domingo, 12 de octubre de 2008

LORD AGHEROS - As A Sin


Y otra interesante novedad más de este año, aunque a diferencia de la anterior entrada no se trata de un debut porque ya editaron su primer álbum el año pasado. Ese disco del 2007, titulado “Hymn”, no fue lanzado por ningún sello y es realmente difícil de encontrar en la red (por no decir imposible), pero al menos sí que podemos disfrutar de este segundo trabajo.

Esta “banda” italiana de un solo miembro procede de Sicilia, al igual que el también proyecto en solitario Fear of Eternity; pero no acaban ahí las coincidencias, porque estos dos músicos se conocen y hacen una música bastante similar.
Fear of Eternity, para quien no los conozca, hacen algo similar al Black Sinfónico más relajado y basado en teclados, con guitarras monótonas bastante secundarias, ritmos lentos y canciones dirigidas por teclados misteriosos y siniestros. Pues bien, a Lord Agheros se les etiqueta como gótico extremo, pero yo les veo bastante similitud con la propuesta que acabo de describir, aunque teniendo en cuenta que incluyen elementos más trágicamente poéticos y sus teclados son más elegantes y neoclásicos.

Realmente me encantan esos melancólicos teclados que tantos pianos incluyen, los momentos en que aparecen las voces rasgadas (respaldadas por guturales en segundo plano) junto a los pianos son geniales y a veces se aproximan algo al nivel de Profanum (gran referente de la música oscura y atmosférica con voces rasgadas). Pero esto no es todo, pues este italiano se atreve con algún que otro elemento curioso además de las influencias del Gothic Metal, con cosas que encajan muy bien como un coro oscuro, voces narradas (tanto masculinas como femeninas) en italiano e incluso un breve momento de sonidos árabes y un efecto como de caja de música. Las primeras canciones son bastante coherentes y el disco sería de sobresaliente si fuera así todo el conjunto, pero hacia el final es algo más irregular con esos toques extraños y los dos últimos temas sin voces extremas.

Por mi parte me encantaría poder escuchar su debut, y más aún si es como la primera mitad de este disco, pero con este su segundo álbum tenemos material más que interesante y muy adecuado para amantes de la música oscura más relajada e imbuida de tétrico romanticismo.


Pass: bmw

sábado, 11 de octubre de 2008

CARACH ANGREN - Lammendam


Este 2008 me ha estado regalando muy buenos discos de grupos ya conocidos, y ya iba siendo hora de que apareciesen interesantes debuts como el que os presento por parte de estos holandeses que lanzan su primer trabajo completo tras un par de demos.

Su Black Sinfónico es potente y arrollador de una manera que puedo describir comparándolo con el “Redemption Process” de Anorexia Nervosa, pues el sonido de guitarras es muy similar y más aún con esos teclados orquestales tan constantes.
Aunque su tralla no es tan constante como en el grupo francés, siendo otro buen referente entonces el “Puritanical Euphoric Misanthropia” de Dimmu Borgir, además de que la voz de estos Carach Angren (significa “mandíbula de hierro”) es una rasgada estándar que desde luego se acerca más a la voz de Shagrath que a las voces chillonas de Hreidmarr de Anorexia Nervosa.

Y, claro, con esos dos referentes la producción no podía ser mala, pues es limpia como suele corresponder a estos grupos con sonido poderoso y actual.
Veo bastante nivel en sus composiciones, y su teclista tiene talento como comprobará cualquiera que entienda de Black Sinfónico, luciéndose con sus sinfonías acompañadas de pianos que denotan una buena formación musical, además de sonoridades orquestales que incluyen simulaciones de instrumentos de viento y melodías propias de un vals mortal. Lo que sí es real (y yo al principio pensaba que era simulado con el sintetizador) es la aparición en un par de temas de violín y viola.
La voz rasgada es bastante típica como decía, pero las letras a las que da vida no lo son tanto, tratando sobre apariciones fantasmales reales (que sean mentira esos temas es otra cuestión) como bien refleja la portada; sólo fijaos en el inquietante reflejo del ojo del atemorizado caballo. El artwork está muy bien presentado y cuidado, con imágenes en el libreto que se corresponden con esa leyenda fantasmagórica local que cuentan en las letras, y fotos de insectos para redondear el efecto repulsivo. Lo que no me gusta tanto es que venga en funda de cartón, a mí al menos siempre me parece incómodo.

Aquellos que disfruten de los dos grupos nombrados que no lo duden, porque calidad hay para rato y los amantes de las buenas producciones lo agradecerán.





http://rapidshare.com/files/111113436/CA_L_08.rar

http://www.megaupload.com/?d=Q0ZE6LJI

Password: metal-forever