domingo, 28 de marzo de 2010

JUDAS ISCARIOT - Heaven In Flames


Ya puestos con material crudo en la anterior entrada, voy a volver a comentar otro disco de Black Metal con toque de atmósfera, porque este álbum de 1999 me sorprendió bastante.
Anteriormente había visto comentar que Judas Iscariot era una banda muy cruda y minimalista, por eso fue una sorpresa encontrarme con el que posiblemente (yo no conozco su discografía) sea su disco más atmosférico y versátil.

La escena de los Estados Unidos está bien llena de bandas siguiendo los esquemas noruegos tradicionales, de manera que se podrían hacer pasar por escandinavas al oírlas por primera vez y sin tener información a mano. Este es el caso de este proyecto de un solo músico, quien ejecuta un buen Black Metal influenciado por Darkthrone, Graveland y Burzum entre otros.
Al empezar el primer tema, tomémoslo como ejemplo, notaremos de inmediato la sombra del “Transilvanian Hunger” de Darkthrone, con sus rápidos golpes de batería guiando una filosa capa de riffs que despedazan carne putrefacta, pero tras unos minutos aparecen unos sencillos pero oscuros teclados que aportan un buen telón de fondo. Más o menos podemos resumir así el disco, pero una de sus características que más me gustaron es que hay cierta diferenciación entre canciones; hay temas en una onda similar, pero otros se distinguen perfectamente y tienen marcada personalidad, algo que me llama la atención en un disco de esta índole.

Así van apareciendo temas con un ritmo más lento y otros con un curioso sentido de la melodía que para mí no estropea su crudeza inherente, o el caso de “From hateful visions” que me resulta incluso pegadiza. No hace falta aclarar esto, pero los teclados no están presentes en todas las canciones, aparecen en la mayoría realzando ocasionalmente la atmósfera emponzoñada del álbum.
Presenta una cenagosa producción, que es la adecuada para este tipo de música, siendo desgarrada por una voz particularmente ronca y baja, parecida a la de los polacos Eblis como he mencionado en varias reseñas.

Personalmente me ha gustado el toque de variedad que tiene este misantrópico disco, que recomiendo una vez más a quien quiera oír algo crudo pero con algo de atmósferas como los primeros Behemoth, Blazemth, Legion of Doom, Abigor o los viejos Satyricon.

3 comentarios:

vhpoteufel dijo...

para el dueño del blog (que supongo es world doomination)
un corre al que te pueda contactar???

world_doomination dijo...

Puedes contactar conmigo en scarmiglione@hotmail.com

Enterrado Vivo. dijo...

Hermano, personalmente tus entradas de black no me agradan del todo, porque a mi el black sinfonico y melodico no me pasan,prefiero las que haces de death o doom. Pero este disco de Judas Iscariot es una joya. Puro Black Raw, como debe de ser, crudo, repetitivo y oscuro.