sábado, 5 de mayo de 2012

DARK FOREST (Canadá) - Land Of The Evening Star




Tomando nuevamente una magnífica obra del belga Kris Verwimp como portada, vuelven este año los canadienses (así especificados en la etiqueta para no confundirse con los Dark Forest mexicanos, que también salen en el blog) con un segundo disco en el que depuran su estilo y cada vez me ganan más puntos.

Me gustó su debut de 2006, con el que han marcado ciertas distancias al editar este segundo trabajo. Antes se inclinaban por un Black-Viking con muchos teclados que hacía que prácticamente fueran Black Sinfónico, y ahora han reforzado más su faceta épica haciendo que su nuevo estilo sea bastante similar a lo escuchado en grupos como Windir, Mistur o Myrkgrav.

Algo no ha cambiado, el usar solamente voces rasgadas sin ningún tipo de añadido coral ni voces claras, algo que en muchos casos de similar estilo sería habitual, así que se conforman con ese tipo de toscas rasgadas con un tono muy rudo que han escogido para narrar estas canciones sobre la llegada de los vikingos al continente americano; dicho esto, es para mí digno de elogiar que unos canadienses hayan enlazado así de bien esa temática que muchos tacharían de ajena en unos músicos de fuera de Europa.

Por lo demás, el asunto instrumental ha evolucionado por derroteros más épicos. La dosis de teclados ha reducido su prominente papel al frente para dar más lucimiento a las guitarras, llenas de energía y entrelazando sin parar potencia con veloces melodías, recordando un poco a veces en esas tesituras melódicas a los inolvidables Windir, mientras que la batería galopa a ritmo de esa misma banda citada en lugar de los dominantes medios tiempos del Viking Metal.
Pero que no llame a engaño la disminución del protagonismo de los teclados, porque éstos siguen sonando muy bien tanto en los momentos en los que hacen de trasfondo ambiental como cuando lucen más por encima con sus simulaciones de trompetas y otros épicos sonidos de viento.

Una vez más me encuentro con un grupo que mejora al lanzar un nuevo trabajo, cuando lo normal es que se pierda la gracia al ir cambiando. No se lo tendrán que pensar mucho los seguidores de los tres grupos mencionados.