miércoles, 11 de mayo de 2011

SIRENIA - At Sixes And Sevens


Ya que en una entrada reciente elegí a Mortemia, no estará de más repasar la que ahora es la banda principal de Morten Veland tras su ya lejana salida de Tristania. Comenzó como el nuevo proyecto del que fuera el alma de Tristania, pero el tiempo coloca las cosas en su lugar, y con cinco discos ya es actualmente más que eso, es realmente su grupo.

Con cinco discos en su haber es normal que se haya dado un cambio de dirección con el tiempo, pasando del estilo heredado de Tristania a terrenos del Gothic más centrado en su voz femenina. Hay variedad de gustos, y yo personalmente me quedo con los dos primeros álbumes que editaron, escogiendo este debut de 2002 por ser el que más he escuchado y que mejor recuerdo siempre.

En principio esto es como habría sido el tercer álbum de Tristania sin la salida de Veland, siendo algo muy aproximado a su “World of glass” pues ambos discos son la evolución natural del magnífico “Beyond the veil”. Hace ya mucho que las guitarras se apartaron bastante del Doom-Death del que bebía su estilo Gothic Metal en principio, pero conservando aún la potencia necesaria pasada por el tamiz de sonoridades más modernas, al igual que pasa con la parte rítmica, que no es la lentitud doomsters de tantos discos góticos debut.
En esta primera etapa la voz gutural campa a sus anchas, con bastante intervención de esas rasgadas blackers que tan bien le salen, y en agradable armonía con las ocasionales voces claras y la sutil vocalista francesa que tuvieron en este disco concreto, ya que Sirenia no encontró una vocalista fija hasta que conocieron a Ailyn. Un disco de este señor no puede estar completo sin sus coros, y desde luego no faltan los coros de voces masculinas y femeninas que confieren ese característico aire de oficio religioso. Del mismo modo, hay que completar el retablo con los sinfónicos teclados, que no defraudan en discos góticos noruegos y éste no va a ser la excepción, que encima cuenta también con la participación del violinista Pete Johansen.

En fin, este debut resultó más que digno y en mi opinión se puede codear con otros famosos grupos escandinavos de Gothic Metal con dueto de guturales y voces femeninas.