lunes, 20 de septiembre de 2010

MARDUK - Those Of The Unlight


Con esta entrada hago un aparte totalmente, saliéndome de mi habitual línea sinfónica al poner un álbum de Black Metal escandinavo así.
Ya conocemos la gran mayoría a Marduk, uno de los clásicos grupos de Black Metal cañero de Suecia. La violencia y agresividad siempre ha sido una seña de identidad suya, claro, pero con una dilatada discografía es normal que haya pequeñas modificaciones; los Marduk actuales tienen una inspiración muy bíblica, después de haber pasado por su popular etapa con iconografía de la II Guerra Mundial que se plasma en lo bélicamente contundente de su famoso “Panzer Division Marduk”, y lo que tenemos ahora aquí es su segundo álbum de 1993, cuando estaban en la plenitud de un sonido más oscuro y con conceptos más lúgubres, nocturnos y mortecinos.

Lo que más me llamó la atención al conocer este disco es que no tocan todo el tiempo como una descarga de metralla, su inspiración más oscura de entonces les lleva a incluir pasajes más lentos que rozan el ritmo del Doom, así como unas melodías de guitarra que resultan hasta pegadizas, algo inusitado en un disco así.
La velocidad sigue siendo la característica dominante, eso sí, con una batería que marca el galope de jinetes que llevan miseria y angustia, y el mismo que machaca la batería es el vocalista, Joakim af Gravf, poseedor de la típica voz sueca, desgarradamente desesperada, aún no había llegado su más conocido vocalista Legion (aunque éste me gusta menos).
No sólo destacan sus dos guitarristas desgarrando la carroña, puesto que resulta que el bajo es audible y muy destacable, cosa curiosa en un disco de Black Metal cañero con producción noventera, pero así es y le da un toque muy nocturno.
Tuvieron también el acierto de incluir una instrumental acústica (bueno, con las guitarras eléctricas al final) muy a tono con lo lóbrego del álbum, al igual que los Behemoth blackers con esas mágicas instrumentales de su “Sventevith”.

Este grupo con nombre de dios babilonio es tan conocido que obviaré recomendarlo, pero tal vez haya quien los conozca por trabajos más modernos y debería conocer los primeros pasos más oscuros de la banda, porque además de este disco que es mi opción personal, tenemos también sus dos trabajos siguientes “Opus Nocturne” y “Heaven shall burn… when we are gathered” que son los favoritos de otros oyentes.