miércoles, 23 de septiembre de 2009

DRUDKH - Autumn Aurora


¿Qué mejor manera de conmemorar la entrada oficial del otoño? Pues con un disco que lo lleva en el título, en la portada y en todo su sonido, por supuesto.
Estos discretos ucranianos, que jamás conceden entrevistas (ojalá lo hiciesen también algunos bocazas), son todo un ejemplo de que el Black Metal no está muerto como muchos claman. Cierto es que ya no son lo mismo la grandes bandas noruegas de antaño y nunca volverán a editar discos a la manera que tanto nos gustaría, pero en tiempos recientes también surgen grandes formaciones que podemos considerar como clásicos modernos, y para muestra esta banda que debutó en esta última década.

Podría haber escogido su “Blood in our Wells” de 2006, gran álbum sin duda, pero no puedo evitar inclinarme por el disco con el que los conocí, su segundo trabajo de 2004 que me parece siempre una buenísima opción para comenzar con Drudkh.
Para quien aún no los conozca, parten del sonido de Burzum pero yendo más allá, aportando su toque distintivo y haciendo que un sencillo Black Metal atmosférico tenga una profundidad impresionante.
Lo que más me gusta es que incorporaron por primera vez teclados, unos sintetizadores ambientales que se funden con las densas guitarras para crear el cromatismo del follaje otoñal y el olor a lluvia reciente de los senderos de los bosques de la Europa del este. Hablando de guitarras, pueden estar tranquilos los que no toleren las guitarras demasiado zumbantes y chirriantes, porque aquí no es así, al igual que las voces rudas y muy distribuidas no tienen que ver con los gritos agónicos de Burzum (por suerte).

Hay algún lucimiento con la guitarra, pero la tónica general son los largos y lentos pasajes instrumentales con reconfortantes teclados y acústicas junto a las hechizantes guitarras, e incluso en el tema “Sunwheel” disfrutamos de un tono más Folk.
Encaja entonces del todo con su inspiración lírica sobre naturaleza, mitología y poesía eslava, aunque también hay que decir que nunca han mostrado las letras de algunos discos (como éste precisamente).

Son ya tan reconocidos que casi no hace falta recomendarlos, pero tampoco está de más aprovechar la ocasión para recalcar lo adecuada que es esta banda para seguidores cercanos de Wolves In The Throne Room, Negura Bunget, Fen, Ulver y demás paseos por sendas alfombradas de cobriza hojarasca.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

DISCÓN!
Atte: aristolisto.

world_doomination dijo...

Cuando me salen los comentarios no puedo ver en qué entradas me salen hasta que los publico, pero en este caso sabía que lo decías por Drudkh, jejeje :P

Anónimo dijo...

Es que es un clarísimo caso de Aristodrigo's seal of aproval.