lunes, 13 de abril de 2009

GODLETHE - Last Breath Of Beauty


Hacía tiempo que no subía algo español, así que hoy toca entrada nacional con un disco que además no es de Black Sinfónico a diferencia de la mayoría de reseñas del blog. Lo que estos catalanes (lamentablemente disueltos) hacían en este disco es etiquetado como una especie de Death-Black melódico con tintes Doom, o al menos es así como aparecen en las webs si buscas información, pero personalmente pienso que nos podemos ahorrar esas largas etiquetas si simplemente lo consideramos como una forma cañera y dinámica de hacer Gothic Metal.

El grupo toma su nombre del río Lethe, que en la mitología griega es uno de los río del Hades (el reino de los muertos) con la propiedad de hacer que quienes beban de sus aguas olviden absolutamente todo sobre sus vidas. Esto ha tenido una recurrente presencia en la filosofía, y también en literatura de mano de autores como Edgar Allan Poe, Shakespeare o Charles Baudelaire. Pero ahora mismo lo importante es que también ha inspirado este disco conceptual que narra el viaje de un hombre a través de su perturbador cauce.

Esta historia cobra vida gracias al trabajo de siete músicos que aportan riffs contundentes, variedad vocal y unas buenas capas de atmósfera que nos demuestran una vez más que en España se puede encontrar material atmosférico si rebuscas un poco. Las guitarras y baterías se mueven entre los ritmos potentes y partes más pausadas, creando el escenario idóneo para que los teclados nos ayuden a recrear en nuestras mentes ese ignominioso viaje por el inframundo gracias a los pianos, órganos, teclados etéreos y violines.
Precisamente el violín se merece ser comentado aparte, pues lo usan de forma generosa pero sin abusar, y además tiene un sonido que les concede bastante identidad propia (vamos, que no es una imitación de los violines de My Dying Bride o Tristania por poner dos ejemplos). Su violinista es una chica que también aporta su voz, pero no es una de esas voces femeninas a lo soprano ni del tipo dulce como Theatre of Tragedy por ejemplo, más bien como las del segundo disco de los italianos Macbeth, y contrasta como es de esperar con las rudas voces masculinas (entre rasgadas y guturales, como sucede con tantas bandas de Gothic Metal); este estilo vocal se completa con distintas voces masculinas limpias y ya tenemos servidos todos los ingredientes de un álbum de este tipo.

Sólo editaron este disco de 1999 (tiene delito que esté disfrutando de este disco diez años después sin haber sabido de su existencia) antes de separarse, pero no tiene desperdicio porque tiene nueve temas de cuarenta y cuatro minutos, duración más que disfrutable para seguidores de cosas como Tristania, Macbeth, Mournful Gust, Lacrimas Profundere o Kimaera.

3 comentarios:

Roger dijo...

Buenas, soy Roger Cucurella ( teclista de Godlethe en Last Breath of Beauty ) y me sorprendió ver tu blog hablando de nuestro disco.
Realmente recuerdo esos años con Godlethe muy buenos pero eramos todos muy jovencitos y no hicimos las cosas bien: discográfica, problemas internos, etc

De todos modos me alegra que alguien hable bien de nuestro trabajo y me alegro que te guste.

Por cierto grabamos un tema en el disco homenaje a la Banda Madrileña Ñu ( que era por el entonces nuestra discográfica ) y antes de deshacer-se el grupo grabamos una maqueta para Masacre Records que bueno....era bastante contundente.

Por cierto, me gustaría saber como descubriste el disco!

world_doomination dijo...

Y a mí me encanta que los músicos se pasen por aquí y les guste lo que ven, que es ni más ni menos lo que pienso, jejeje.

Pues el disco me lo recomendó un amigo hace años, y me lo compré por internet (precisamente la portada es un escaneo de mi original).

Pepe dijo...

Los Godlethe eeran simplemente extraordinarios, calidad por un tubo, lástima que como dice Roger no acabaran de hacer las cosas del todo bien, algo muy normal por otra parte teniendo en cuenta la juventud de sus componentes....un grupo que me hizo disfrutar tanto en vivo como en estudio.
Buenísimos!