jueves, 16 de abril de 2009

FORBIDDEN SITE - Sturm Und Drang


Hace cuatro años solía disfrutar tranquilamente de este debut de 1997 de esta desaparecida banda francesa, pero lo olvidé un poco durante todo este tiempo y es ahora cuando lo he retomado con más ganas que nunca. Por la portada y el romántico título (después lo explicaré) puede parecer algo rebosante de teclados, pero la verdad es que no es así y tal vez es el motivo por el que lo he tenido muy abandonado durante tanto tiempo.

Se inspiran fuertemente en el movimiento artístico (principalmente literario) alemán que lleva por título el disco, corriente que algunos sabréis que sentó las bases para el Romanticismo, así como en el mismo Romanticismo francés. El estilo elegido para ello bien podría haber sido el Gothic Metal o el Gothic-Doom, pero se decantaron por el Black Metal, en una forma más o menos seca y áspera pero muy bien salpicada de detalles románticos y poéticos.
No se basan en teclados como ya dije, incluso son muy escasos en el álbum, pero hay otras maneras de conseguir que su sonido alcance ese toque sofisticado. La interpretación vocal es su mejor baza, pues además de las voces desgarradas (muy agresivas, por cierto) cuentan con unas voces claras masculinas muy melodramáticas que cuentan con el añadido de cantar en francés.
Hay también una presencia muy notable del inglés en sus letras, pero todos sus temas tienen partes en lengua francesa e incluso algún que otro tema está cantado entero en ese idioma, con lo que el ambiente mortalmente elegante y decadente está servido.

También hay unas pocas voces femeninas, gemidos y algún coro, y en contadas ocasiones echan mano de teclados ambientales aunque sean demasiado escasos para mi gusto, porque la verdad es que es el tipo de disco que pide a gritos unas buenas líneas de piano. Pero de todas maneras consiguieron hacer un disco bien imbuido de ese romanticismo crepuscular que buscaban, y los contrastes entre las rabiosas voces rasgadas y las otras más trágicas aportan la atmósfera necesaria.

LLegaron a sacar un segundo trabajo, que ya ni era Black Metal si no recuerdo mal (al menos no recuerdo que hubiera voces rasgadas, así que la cosa está clara), para luego acabar disolviéndose tras haber girado con bandas mucho más conocidas como Anorexia Nervosa, Siebenbürgen e incluso Cradle of Filth.
Puede regalarte muy buenos momentos junto a una taza de té como a mí, con su propuesta que exhala puro romanticismo sin necesidad de grandes fastos.

No hay comentarios: