miércoles, 8 de abril de 2009

ABSU - Barathrum V.I.T.R.I.O.L


Con esta entrada me desvío un poco de mi línea habitual, aunque no demasiado en verdad. Absu se ganaron a pulso ser una de las bandas estadounidenses más respetadas a nivel internacional con su propuesta de Black-Thrash. Pero no practicaron ese estilo desde el principio, pues este debut de 1993 es más oscuro e incluso cercano al Death Metal, y se trata de mi favorito tanto por gustos personales como por ser de los primeros discos que escuché allá en mis inicios.

Este año han reanudado su actividad lanzando un álbum homónimo, incluso contando de nuevo con la colaboración de Kris Verwimp para la portada, hecho que me recordado que debía retomar un poco el trabajo de estos chicos de Texas y me he reencontrado inevitablemente con el que más gusta con diferencia de sus discos.
Es el clásico caso, una vez más, de un debut que no se parece al resto de la discografía en donde se observa el estilo reconocible de la banda. Aquí no encontramos ese Black-Thrash, sino un Black Metal al estilo noruego aderazado con influencias de Death Metal. Les noto inspiración en los legendarios Mayhem, con ese Black sórdido y putrefacto, y por si fuera poco agregan ese toque extra de oscuridad con toques de Death Metal americano que me recuerdan a bandas de estilo caracterizadas por su condensada oscuridad como Imprecation, Infester o Funebrarum.

Fue en este debut cuando llegó a la banda Proscriptor, que principalmente se encarga de las labores a la batería, desenvolviéndose bien a gusto tanto en los predominantes ritmos voraces y despiadados como en los momentos en los que bajan las revoluciones. También aporta voces junto al guitarrista Shaftiel, y en posteriores discos incluso algunos teclados.
Hablando de los teclados, que aquí vienen de mano de un músico en concreto a cargo de esas tareas, son muy escasos y sólo aparecen en contados temas, pero quedan realmente bien al igual que los efectos de campanas y las poquísimas voces femeninas líricas de la canción "Descent to Acheron".
Estas anecdóticas pinceladas de atmósfera son muy acordes con el tema de las letras, ya que algo que no ha cambiado en sus discos es el interés por los temas ocultistas (que les llevó a forjar una buena relación con los miembros de Opera IX). La temática mesopotamia siempre ha estado presente, y en discos posteriores también se interesan por los celtas.
En cuanto a la portada, he de decir que, aunque no sea obra de Kris Verwimp como el resto, me gusta mucho e incluso más que la de su nuevo CD de este 2009.

En fin, es un disco de una media hora, contando intro y outro, que se hace corto, pero no deja de ser interesante para amantes de lo añejo.




3 comentarios:

Heretic Princess dijo...

podrian subirlo nuevamente?? esta caido el link. gracias

Anónimo dijo...

demasiado genial este disco y tu blog. gracias

world_doomination dijo...

Muchas gracias, ¡saludos!