viernes, 4 de octubre de 2013

LILITH - The Conquering Of The Eternal Wisdom




Bajo el nombre del demonio femenino por excelencia (y tan usado y manido en el mundo del Metal Extremo, para qué negarlo), tenemos delante el debut autoproducido de este grupo boliviano que estuvo con el sello American Line Productions (editor de álbumes de Martyrium, Belzabet y Lacrimae).

Se los etiqueta como Black-Doom, cosa con la que estoy de acuerdo, aunque en lo personal opto mejor por considerarlos sencillamente como Black Sinfónico, del tipo que se estilaba muchos años atrás; el disco es del año 2000, pero ellos se formaron en 1997 y a ese año es a lo que suena el CD.

Si tuviera que escoger para resumir tres características que definan este disco, diría que la distorsión junto con lo tosco de las voces y lo evanescente de las atmósferas.
Desde el inicio vais a comprobar esta mencionada distorsión guitarrera, que parece como si viniera de un enjambre de horrendas criaturas al cortar el aire con sus alas, efecto zumbante que se incrementa bajo la polvorienta y añosa producción que parece cortada a medida para el tipo de portada que eligieron. Esto ya da muchos puntos al álbum para mi gusto, y compensa en buena medida lo modesto de las voces, que son unas rasgadas y semiguturales muy burdas y nada carismáticas, como si fueran las voces de la demo de un grupo principiante.
Sumemos los teclados, que son el otro atractivo del álbum, usando la mayor parte del tiempo unos sintetizadores de ambientes neblinosos y de perversa ensoñación que difuminan estos horizontes mustios, aunque con la aparición ocasional de momentos más brillantes, como por ejemplo unos cristalinos pianos, haciendo que esto termine sonando ya del todo a Black Metal noventero con teclados si además tenemos en cuenta los gratos momentos con acústicas.

Aunque no sean muy reconocidos (en este mundillo tampoco es que haya grupos realmente famosos, no es lo que se busca), sí que se conocen bastante en España y por algo será, puede que también te gusten a ti si te apetece probar con algo de lo mejor que viene de América del Sur.







1 comentario:

Marco Carmona Oporto dijo...

hola, me llamo Marco y también me gustaría disfrutar de esta banda hasta que el material llegue a mi país, por favor pueden subirlo nuevamente... se los agradecería mucho.