miércoles, 10 de febrero de 2016

AKHENATEN - Incantations Through The Gates Of Irkalla




Aún recuerdo esos lejanos años, cuando me dijeron que Melechesh era Black Metal con sonidos orientales, y me encontré con que esa sonoridad exótica era una mínima expresión de lo que yo me esperaba, y así con otras bandas hasta que en el verano del 2009 me topé de pronto con Al-Namrood y empecé a descubrir que ya iban existiendo grupos con un auténtico enfoque en el folklore de Oriente Próximo.

Ya que Al-Namrood han sido citados, reconozco que son mi banda preferida en ese estilo suyo, pero con sus últimos trabajos no estoy nada satisfecho en cuanto a tareas vocales se refiere, pues llevan dos álbumes ya (uno de ellos del año pasado) en los que ficharon a un vocalista que hace unas voces muy raras en lugar de las rasgadas o semiguturales que uno esperaría y desearía en bandas de esta factura.

Coincidencias de la vida, el reciente año 2015 me quitó el "mal sabor" (entre comillas porque tampoco estuvo mal la cosa) del disco de Al-Namrood con un lanzamiento de un grupo desconocido que sí ejecutaba lo que yo esperaba de los árabes.
Pero, a diferencia de grupos como el ya mencionado o Narjahanamm, no son orientales en origen y resultan ser de Estados Unidos, aunque oyendo el disco nadie lo diría. Se trata del típico dúo con un vocalista y un músico a cargo de todos los instrumentos, ambos provenientes de una banda de Death Metal (Execration), cosa que influye algo en el sonido de Akhenaten.
Sobre todo se nota esto último en la voz, gutural todo el tiempo, y en menor medida en las guitarras, que siguen también parámetros de Black Melódico para implantar en esa arquitectura "metalera" la rica panoplia de ambientaciones orientales de mano de los teclados y sonidos folklóricos. Desconozco si tocan realmente instrumentos tradicionales, pero al no ser revelado supongo que lo más probable es que los reproduzcan con los teclados como ya llevan años haciendo Summoning, pero el caso es que contribuyen a la delectante experiencia de la escucha del CD con sus sonidos de instrumentos de viento y percusión unidos a las acústicas, dando a veces paso a toques más heroicos y grandiosos.

Eligieron estas sonoridades al inspirarse en la civilización mesopotámica, siendo una constante sus mitos y leyendas en las letras de las canciones, aunque el nombre del grupo haya sido claramente egipcio al haber escogido al famoso (y odiado en su época) faraón que luchó contra el politeísmo para implantar el dios solar único. Así como también han dejado un detallito egipcio final al haber escogido el tema "Anubis" de Septic Flesh para versionearlo, con lo que conlleva haberse metido a tocar una canción de semejantes colosos musicales.

Me parece más que disfrutable y recomendable, para evadirse con los dioses babilonios, las poderosas guerras de los asirios y los templos decorados con cerámica esmaltada.