jueves, 13 de septiembre de 2012

MARTOLEA - Noaptea Dihăniilor



Muere la tarde en las serranías donde vivo actualmente, pronto caerá el telón noturno sobre los bosques que veo desde mi ventana y apetece mucho ponerse un CD que musicalmente se acopla de fábula a esas imágenes de lugares que aún conservan su naturaleza salvaje.
Tras este proyecto en solitario de Rumanía anda el músico que se encargó de los instrumentos Folk de viento en el penúltimo disco de los populares Negura Bunget, desarrollando su faceta una faceta individual más que decente.

Después de una demo de 2009, llegó el otoño de 2010 este primer álbum, en principio autoeditado y en formato digital al igual que la demo, hasta que el año pasado fue lanzado en digipack por su propio sello independiente.
Es por tanto una grabación adusta, ruda y modesta, pero llena de emociones puras y atmósferas naturales. El estilo escogido es, cómo no, Black Metal combinado con Folk, algo muy usual a día de hoy esto de incluir instrumentación folklórica tradicional en bandas de Metal, pero el toque cárpato que nos regalan ya no es algo tan corriente. Empezando por la voz, que no está basada en rasgadas como suele ocurrir (aunque algunas rasgadas hay), y se opta por un tono claro y bajo que da ese punto de cántico de habitante de cerrados collados y bosques inmersos en húmeda y densa niebla.

A sus guitarras crujientes como lecho de hojas de coníferas y ritmos basados en medios tiempos paganos (con sus ocasionales irrupciones agresivas y lobunas), agregan un pequeño repertorio folkie, consistente en las típicas flautas, el arpa de boca y otros instrumentos más propios que son el bucium (larguísimo tubo de madera, con el que se abre el disco) y el kaval (flauta de esos países de la Europa oriental). Rematan el conjunto con unos pocos efectos como el sonido de los grillos, el ulular del búho, el graznido de una graja y hasta un gallo.

Se consigue así un entramado atmosférico que me hace pensar en la rica fauna salvaje que aún conserva Rumanía, al igual que aquí en España, siendo lugares de Europa donde aún podemos presumir de tener en nuestros bosques a lobos, osos, linces, grandes águilas, cigüeñas negras, nutrias, rebecos, cabras montesas, rebecos, etc...
Muy recomendado si te gustan este tipo de bandas como Negura Bunget, Drudkh o el primer disco de Wodensthrone.