viernes, 12 de agosto de 2011

AZAZEL - Ride Through The Horizon


Realmente pocos son los grupos de Israel que escucho, aunque me gustan mucho, destacando a mi gusto a Bishop of Hexen, Grimoire y Enochian Key.
Y precisamente estos Azazel me han recordado a sus citados compatriotas Grimoire, no sólo por venir ambos presentados bajo portadas de paisajes rojizos bañados en la luz sanguinolenta del atardecer, es sobre todo por la modesta producción y el toque guarro de la voz rasgada.

Sirva esto último como presentación a este su único disco del año 2000, un Black Melódico con una producción lejana de otro mundo bajo la que las guitarras no se reducen a un murmullo distorsionado y también gimen melodías del ocaso, dejando margen para que el bajo pueda palpitar también con pulso propio. Siendo una propuesta muy melódica, la batería no desea apabullar y más bien vela por la cálida melancolía que suspira el álbum, aunque no está exenta de momentos veloces para nada.
Lo más cercano al Black Metal más carroñero es la voz rasgada que, como dije, tiene el tono costroso y de cadaverino desgarro de Grimoire, aunque también hay momentos con distintos coros limpios y narraciones, dando unas briznas de variedad.
Cuando dije que son melódicos sería natural que el lector imagine una gran cantidad de teclados; no es el caso, usan unos pocos en segundo plano realzando las atmósferas ensoñadoras, y en ciertas partes resaltan algunos pianos y clavicordios, además de algunas guitarras clásicas.

No me gustará tanto como Bishop of Hexen o Grimoire, pero me ha sido agradable este disco de hermosa portada guiado por las melodías guitarreras, respaldo de ocasionales teclados, voces fétidas y ese perdido toque añorado de los años 90.