domingo, 10 de mayo de 2009

STORMLORD - Supreme Art Of War


Me apetecía realmente reseñar este álbum perteneciente a uno de los primerísimos grupos que conocí, ya que su EP “Where my spirit forever shall be” de 1998 fue uno de los tres primeros discos que conocí (en un mismo día).
Son a estas alturas, con cuatro álbumes y tres EPs, un grupo bastante conocido, pero no está de más decir para quien no lo sepa que se trata de una banda italiana en la que destaca su marcada tendencia hacia lo épico, siendo así lo que algunos llaman Extreme Epic Metal, aunque yo prefiero recordar que esto era en sus inicios algo cercano al Black Sinfónico.

En el EP que he citado eran desde luego más blackers que en este debut de 1999, donde pulieron más su estilo, hecho que se nota mucho al comprobar que dos de sus canciones y una instrumental son versiones re-grabadas de ese EP y adaptadas al sonido más estilizado de este disco. Con cuatro canciones nuevas y una outro ya tenemos un disco completo donde su inspiración medieval e incluso romana (por algo son de la ciudad de Roma) se ve reflejada totalmente en lo musical con su particular uso de las melodías de teclados y varias participaciones especiales como ya veremos más adelante.
Suenan, como decía, más o menos a Black Metal aunque no sea desde luego del crudo y tradicional, teniendo mucho margen para la velocidad, pero los ritmos épicos son más que obvios en un disco así. La voz es rasgada como no podía ser de otra manera, siendo por cierto más cascada que en sus otros discos, escupiendo letras sobre batallas, dragones, mitología clásica y la gloria de Roma (con partes en latín incluidas), para lo que le ayuda notablemente la colaboración de voces operísticas tanto masculinas como femeninas, y unos coros muy propios de gestas heroicas.
Esto último también es trazado con acierto por su teclista, con sus simulaciones de trompetas, clavicordios y órganos del Medievo, y la aparición en las cuatro canciones nuevas de flauta y violín, remitiéndonos a algún salón en el que los juglares divertían a los señores de la guerra mientras alegraban su espíritu con abundante vino y carne asada, o alguna sencilla pero colorista celebración en el bosque. Todo ello está también perfectamente plasmado en la instrumental “Sir Lorial”, cuya nueva grabación incluyó el sonido del murmullo de las gentes en un mercado o feria.

La portada que he subido es la perteneciente a la reedición en digipack que poseo, ya que la original es menos naranja, y en un detalle de dicha portada podemos ver a sus músicos luciendo el típico maquillaje blacker de sus inicios, apareciendo también en el libreto ataviados con espadas, hachas y pinchos.
Y una outro con el mismo sonido de viento que teníamos al inicio del primer tema cierra este disco muy recomendado a fans de lo épico y medieval, aunque de manera mucho más cercana a grupos como Equilibrium que al Black Metal de bandas como Abigor o Forsth, lo aviso.

1 comentario:

alexander dijo...

ahhhhhhhhhhhhh el mejor disco de estos italianos
pero el mare nostrum tiene la grande mitica y unica rola stormlord que no la podes escuchar sin formar parte de ella te reto!! jajajajaj