domingo, 11 de marzo de 2012

TRAIL OF TEARS - Profoundemonium



Después de una pequeña oleada de reseñas de novedades de este año (volverán, tengo otras en la recámara), me gustaría como siempre echar la vista atrás para recordar uno de esos discos de hace muchos años.
La retrospectiva de hoy está dedicada a un estilo al que no presto tanta atención, ya que el Gothic Metal en general me suele disgustar. Pero Trail of Tears, a diferencia de muchos grupos, fueron evolucionando haciéndose más contundentes, e incluso algo blackers en discos posteriores a éste que presento.

Ya me gustaba su debut del 98, el disco que más de uno se imaginaría que es mi preferido de la banda noruega, pero el que más me caló es esta segunda obra del año 2000, afianzándose como uno de los mejores grupos del estilo fichados por Napalm Records junto con Tristania y The Sins of Thy Beloved en su momento, y con Draconian en la actualidad.

Sus mejores bazas son el sinfonismo de los teclados y la corpulencia de su base guitarrera y rítmica en comparación con bandas del mismo palo, y también las labores vocales como es de esperar.
Aún contaban por entonces con Helena Iren Michaelsen, con su poderosa voz de entrenada soprano, que se arropa a gusto con la indumentaria sinfónica y de simulación orquestal de los sintetizadores, un toque que siempre me ha gustado en contraposición de los sonidos más electrónicos y modernos de otros grupos. Su contrapartida es la voz de Ronny Thorsen, claramente forjada en las guturales del Death Metal y que nos muestra por qué Tristania precisó de sus servicios para su "A world of glass". Participa Kjetil Nordhus con sus voces claras y otros invitados para los ocasionales coros, pero los protagonistas son ellos dos, sin quitarse protagonismo ni permitir que esto se convierta en uno de esos álbumes con una diva al frente.
Como dije arriba, destacan por no cortarse a la hora de adoptar tonos tajantes y potentes, con momentos que parecen heredados del Black Sinfónico, haciendo de este disco un trabajo variado y con distintas vistas.

Aunque no los tenga tan encumbrados como a otros grupos de Gothic Metal, ahí los tengo siempre en la memoria como una de las pocas bandas del estilo que me gustan mucho,