domingo, 15 de enero de 2012

KRIG - Throne Of Majesty Thriumph



Hace poco me han descubierto uno de esos grupos que ni sabía que existiesen, y encima con el tipo de sonido que me gusta, viejo y atmosférico.
Esto suena muy noventero aunque el disco de estos alemanes data de 2003, pero es comprensible cuando vemos que muchos temas provienen de una de sus dos demos de 1997.

Pasemos al contenido más a fondo, empezando por decir que no es Viking Metal pese a lo que sugeriría la portada, es Black Metal con teclados, aunque con temática pagana, mitológica y legendaria germánica, eso sí.
Comienza el primer tema con la medida potencia típica de otros grupos alemanes como Aeba, Cryogenic o Dies Ater, y no tardan en manifestar esos esquemas que se mueven entre partes feroces con ritmos galopantemente rápidos, medios tiempos formidables y momentos lentos muy atmosféricos. Como buen disco inspirado en líricas batalladoras, predomina la agresión épica, con un vocalista bastante desgarrado pero sin chillar agudamente, que de cuando en cuando hace algunas guturales como voces de apoyo de fondo, mientras que la batería apabulla hasta que llega algún momento de ambiente ancestral.
Las guitarras son del tipo que forman un bloque sólido y uniforme, en vez de distorsionar oxidadamente como en otras bandas, abandonando momentáneamente esa carga de caballería para unos breves toques de melodía y hasta algún solo de guitarra aislado.
Y hablando de melodía, agregan teclados que no están todo el tiempo, pero sí en generosa abundancia, con la consistencia de frías brumas al amanecer en diciembre, o toques muy eficaces como el órgano en plan medieval que siempre da un punto más interesante a los discos que nos cuentan relatos y batallas del pasado aún no enterrado.

Aunque no quiero comparar muy rotundamente, esto me ha recordado especialmente a los primeros discos de sus compatriotas Aeba, y queda recomendado para quien guste del Black Metal alemán con regusto pagano y épico.