miércoles, 13 de julio de 2011

FORSTH - Helvetic War


Como me apetecía poner algo medieval dentro del Black Sinfónico, me inclino por el segundo disco de los suizos Forsth, que tiene sus rasgos particulares como para que ambos discos salgan en el blog pese a no diferir demasiado.

A veces pienso en lo mucho que daban de sí los grupos antes, recordemos lo seguidos que sacaban sus grandes discos grupos como Summoning o Bal-Sagoth, con sólo un año de diferencia, mientras que ahora pareciera que les dé una infinita pereza sacar material nuevo. Así pasó con Forsth, lanzando el debut en 1996 y este segundo disco en 1997.

Todavía quedaba mucho para que se acabaran convirtiendo en Morgart, ese grupo con pocas voces rasgadas y énfasis en el ambiente de teclados, pero ya apuntaban maneras al alejarse un poco del sonido de bosques invernales del debut para inspirarse en las batallas medievales de su Suiza natal.
Si antes usaban algún órgano, ahora es el teclado más frecuente, pero aún suenan las guitarras con la misma potencia aglomerada en muros uniformes y densos, sin buscar lucirse con habilidades guitarreras, y esas baterías rápidas que también reparten épica en un disco tan guerrero, al igual que mantienen la producción como envuelta por la herrumbre del olvido.
Lo que sí es cierto que no cambió nunca es la voz, rasposa y baja como un sapo enorme aprisionado en una gruta.

Aunque me gusta más el debut, de esta pequeña evolución (similar a la que tuvo Abigor al componer el “Immortal Black Art”) me quedo con esos órganos medievales que me plasman al punto imágenes y sensaciones de heráldica, mazas de armas, humedad carcelaria y relinchos agonizantes.

Aquí queda para quienes aún disfrutamos del sinfonismo al estilo de Ignobilis Mythos o Maleficentia dentro de un contexto medieval a lo Abigor.