miércoles, 4 de agosto de 2010

PHENRIS - A Journey Through Inner Solitudes


Una portada muy similar a la del debut de Nydvind nos presenta el único álbum completo de esta banda italiana, que no toca Pagan Black como el grupo francés mencionado, sino un buen Black Sinfónico de corte nórdico que hace que no pudiésemos imaginar de primeras su procedencia de Turín (la misma ciudad de donde proceden Maldoror).

Sus treinta cinco minutos de duración nos llegan envueltos por una turbia producción, consecuencia nada extraña de un trabajo autoproducido, pero sin embargo no suena flojo y las guitarras tienen una densidad que hacen que el conjunto sea bastante cenagoso, por lo que parece casi un álbum de los 90 más que uno del 2003 como es en realidad.

En ritmos se mueven de manera típica en el estilo, con mucha batería rápida y partes más pausadas para profundizar en atmósferas. Esto último está en buenas manos con su teclista, que incluye mucho sintetizador de efecto brumoso y esos teclados parecidos a campanillas que hemos oído en otros grupos, además de unos pianos que logran darle más gracia al álbum y lo hace más agradable de recordar, siendo en general un disco muy noruego en cuanto a teclados, aunque sus pianos no suenan a la típica imitación de teclistas noruegos.
Por lo que a voces respecta, cuentan con un vocalista mínimamente versátil, con un repertorio de distintas voces rasgadas (algunas un poco desquiciadas), guturales que suelen ir solapadas en segundo plano con las rasgadas, y aisladamente alguna narración en off o susurro.

En mi opinión, esto me recuerda un poco a los noruegos Ringnevond, con quienes comparten similitudes en producción, voces, teclados y el toque de los pianos, diría que sólo falta la voz clara de Ringnevond y su toque medieval para parecerse mucho. Así que me parece un trabajo indicado para seguidores del Black Sinfónico noruego, sobre todo quienes pasan por alto las producciones lodosas como la de este caso. Todavía tienen estos italianos que pulir su música, pero apuntan buenas maneras.