viernes, 6 de agosto de 2010

NARJAHANAM - Undama Tath'hur Al Shams Mn Al Gharb


Volvamos a las noches de leyendas orientales, con la banda que descubrí junto a Al-Namrood en busca de discos de Black Metal con melodías orientales en la onda de los egipcios Odious.
Este dúo proveniente del pequeño estado de Bahréin por tanto también incluye muchos arreglos árabes en su música extrema, pero no es exactamente lo mismo que con los otros grupos como ahora veremos.

Se definen como Black-Death, pero que esto no lleve a pensar en algo cañero, porque optan por una fórmula más bien lenta y pesada. Tiene este álbum de 2007, el único editado de momento, sus buenas partes rápidas y hasta un tema con blast-beats, pero en su larga duración tienen el control los tiempos más pausados, de manera que hay bastante pesadez incrementada por el sonido crujiente y denso de las sencillas guitarras. Y si le sumamos una tenebrosa voz gutural con resonancias raspadas, es bastante oscuro en conjunto.

Esto que he descrito hasta el momento haría de este disco un trabajo estándar e incluso corriente, pero pasemos ahora a lo que hace que sea destacable.
Los teclados tienen en general un sonido majestuoso, como si entrase por las puertas de la muralla un magnífico caudillo que regresa de dispensar muerte y caos con su alfanje, y otros de aromas mágicos que me recuerda una vez más a mi estancia en Granada, hecho que se confirma cuando incluyen toques de cuerdas y percusiones árabes. Son abundantes estas melodías orientales, más que en otros grupos supuestamente especialistas en ello como Melechesh, pero sin saturar tampoco hasta la repetición.
Y no se olvidan de detalles como el oscurísimo cántico del final del cuarto tema, un añadido genial a la de por sí siniestra voz gutural de demonio del desierto.

A quien no le atraiga este estilo del todo se podrá aburrir con un disco largo y lento, que además tiene una producción un tanto oscura, pero a mí me ha encantado y bien añadido queda al repertorio de Odious, Al-Namrood, Arkan y similares, y no te olvides del debut de Doom-Death de Orphaned Land.