martes, 24 de agosto de 2010

MJÖLNIR - Hinweg Über Die Tore Der Zeit


Una banda que lleva por nombre el legendario martillo del dios Thor, algo tan nórdicamente mitológico tendría que ser Viking Metal, pero no es el caso, porque este disco de 1998 es de Black Metal, estilo también unido con frecuencia a temas míticos.

Es el único disco editado por este dúo alemán, como consecuencia de la polémica con sus tendencias políticas que se ve que incluso llegó a detener la producción de copias de este trabajo.
Pero, temas espinosos aparte, paso mejor a lo estrictamente musical porque no está nada mal el asunto. Tras la primera impresión del nombre de la banda, recibimos algo más acorde con la portada, que muestra una curiosa conjunción entre lo macabro y lo cósmico que se ve reflejado en la interpretación de sus ocho temas.

Los primeros minutos del primer tema son una buena muestra de lo que nos espera, un Black Metal a veces rápido y otras más a medio tiempo, en el que un toque de Thrash da un punto cañero y tajante a los riffs que son ya de por sí filosos y degolladores.
En atmósferas se nota que les va mucho lo astral a lo Limbonic Art, pero a la manera del proyecto polaco Kataxu, que también incorpora ese tipo de teclados sin emular del todo a los noruegos. En todo caso estas ambientaciones estelares están conseguidas, y tienen algunos momentos más oscuros que recuerdan lo ignoto del firmamento, complementándose de maravilla con los efectos de voz que añaden a la típica rasgada blacker.

Ya que menciono las voces, la principal es una raspada muy guarra y pútrida, que por sí sola estaría ya muy bien, pero encima agregan cánticos de voz profunda y clara que a veces recuerdan un poco a Attila Csihar (salvando las distancias) y recitaciones de trance abismal. Y todo cubierto por una producción típicamente blacker que da a la batería ese sonido característico, pero no muy sucia ni pobre.

Con esta descripción de la atmósfera dejo claro que lo recomiendo a los que gustan de Limbonic Art, Kataxu, Odium, Sabrax y similares.