jueves, 28 de enero de 2010

RIPPIKOULU - Musta Seremonia


Para no olvidarme del Death Metal en el blog, nada mejor que reseñar lo que considero una perla de mugre, ya que hoy mismo he recibido la reedición en CD (iniciada a finales de 2009 y a la venta este mes) de esta demo de 1993 que nos aproxima el cetrino rostro de la muerte.

Estos finlandeses nos obsequian con ese Death Metal que a principios de los 90 encontrábamos por aquellas tierras de mano de bandas como Funebre, con los alardes guitarreros justos y centrándose en crear música con viscosidad y negrura de roca fundida.
Me parecen maestros manejando las partes lentas y pesadas que emanan el olor fétido y cadaverino de una cámara mortuoria, aunque sin olvidar la contundencia y baterías más rápidas que todos conocemos del estilo. Siendo una demo, posee una producción devorada por el musgo que incrementa la sensación de sucia oscuridad, a través de la que se abren paso los estertores guturales de un moribundo lacerando el silencio.

Unos pocos y sutiles teclados aumentan la profundidad abismal del último tema de esta demo de cerca de media hora, pero donde realmente me encanta ese recurso es en la penúltima canción que se desmarca del resto al tener un ritmo prácticamente de Funeral Doom y plutónicos teclados de fondo que hieden a putrescina.

Personalmente me encantan Imprecation, Funebrarum y Blaspherian, elenco al que añado esta demo de seis temas que considero una auténtica delicatessen de las artes mugrientas, con excelente portada que muestra la pintura "La visión del caballo blanco" de Philip James de Loutherbourg.
Para los fans del Death Metal de la vieja escuela está siendo una excelente oportunidad esta reedición en digipack y vinilo, pero si no los conoces aún y te interesan las bandas citadas amén de otras cosas como el debut de Absu, no tardes en hacerte con este soliloquio de ruinosa decadencia.

2 comentarios:

Saruman dijo...

¡Me encantó esta reseña! ;) Me parece que la peste que se percibe es de un cadáver oculto en un ataud de cristal; grotesco pero elegante!!!

Te cuento que he dejado dos discos de black metal celta, aunque no son de grupos europeos me gustaría saber tu opinión.

Anónimo dijo...

Buena reseña, y gracias por el disco ^^