jueves, 9 de febrero de 2012

GRIEF OF EMERALD - Christian Termination



Casualidades, este fin de semana me acordé de este disco que oía en mis años de estudiante, y justo hoy veo que el año pasado sacaron un disco nuevo tras llevar improductivos desde 2002, cuando lanzaron este álbum que parece que fue bien acogido.
No tengo muchas ganas de oír el nuevo trabajo, pero sí he disfrutado recordando este disco que fue el tercero en su carrera, que por entonces era muy activa y llevaban ritmo de disco cada dos años.

Para quien no los conozca (aunque no es raro que muchos sepan de su existencia por su segundo disco, "Malformed Seed"), estos suecos son orgullosos receptores del legado metalero extremo de su país, tocando un Black-Death sinfónico que huele a Suecia por todos lados.
Si bien su columna vertebral es Black Metal moderadamente sinfónico con retazos de los Dimmu Borgir en su etapa media decente, su cuerpo toma la corpulencia guitarrera del Death Metal sueco de toda la vida, un trallazo para ser más claros.

La poderosa producción favorece las guitarras, que destruyen en masa con murallas de riffs gruesos y contundentes, ese tipo de sencillez imponente, aunque no se olvidan de regalar algunos solos de guitarra. Con la batería algo igual acontece, su baterista es preciso y sabe lo que hace, dando cera al caos la mayor parte del tiempo, pero con desenvoltura también en medios tiempos y lentitudes muy eficaces, lo que se llama versatilidad.
Más abajo en la producción están voces y teclados. Las primeras son unas raspadas que no varían en todo el disco, pero con un tono adecuado que no cansa y hace buenas migas con las guitarras. Los teclados, por su parte, no están al frente como veis, se quedan proporcionando un trasfondo adecuado y sin retorcerse en embrollos barrocos.

Imaginemos a unos Dimmu Borgir más cafres y menos bombásticos, a unos Old Man's Child con mucho Death en su fórmula o unos Apostasy más aplastantes y sin florituras. Para disfrutar de discos apabullantes con su punto sinfónico, clara sencillez que uno ve nada más leer el típico título del CD (de los que te hacen reírte con simpatía).







5 comentarios:

BRIGADOON dijo...

He escuchado algo, para mi, sorprendente: And the tides shall reveal traces, de un grupo llamado Aherusia. Yo lo encasillaría en el black sinfónico, aunque es bastante diferente a lo que tengo con esta referencia, no se, quizás por esos toques ¿góticos?. Me gustaría que si los conoces nos los comentaras en tu línea, y si tuvieses algún trabajo mas de este grupo lo subieras, yo no encuentro nada mas. Como siempre, felicidades y gracias por tu trabajo y mantenernos al dia.
P.D. El Turis Fratyr de equilibrium una maravilla. DISCAZO al igual que sagas.

world_doomination dijo...

¡Aherusia, los recuerdo! Ese disco que tenía un instrumento griego parecido a un violín.
Pues sería una buena idea para reseñar, ¡gracias por hacerme acordarme!

Cristián dijo...

No está el link =(

world_doomination dijo...

Viendo la actualidad legal, he decidido no subir archivos y dejar sólo las reseñas (que es el asunto del blog). De todos modos no es difícil hallar uno mismo lo que se quiere buscar.
Lo siento y espero que se comprenda mi decisión.

Cristián dijo...

Comprendido, una buena idea teniendo en cuenta de que si nos gustan el metal... debemnos educarnos en ello (Y) un abrazo!