martes, 20 de julio de 2010

COMÉDIE MACABRE - Deathperantis


Me quejaba el año pasado de la escasez de discos interesantes (para mi gusto) en comparación con los dos años anteriores; pero, al igual que tantas veces, al pasar el tiempo voy descubriendo lo que pasé por alto ese año. Como por ejemplo este álbum francés del tipo que yo quisiera en mi país, porque ya conocía esta versallesca banda que se ha superado.

Este grupo con destacable gusto por lo barroco se formó en 2005 y lanzaron un EP, continuado por un debut en 2007 del que este segundo trabajo es continuador de su sonido característico, pero mejorando mucho el conjunto. Desde el principio tocaron una mezcla de Gothic y Black Sinfónico que ahora en este álbum ha ganado en potencia y producción, aunque el Black Metal sea sólo un sutil aroma y quede tan lejano como por ejemplo lo fue en “Cruelty and the beast” y “Midian” de Cradle of Filth, mientras que la parte gótica es bastante potente como resultado de la hibridación.

Baterías y guitarras, aunque tienen una fuerza muy razonable, están al servicio del ambiente palaciego y cortesano, algo primordial en una propuesta semejante, con un trabajo de teclados que transmite fielmente el arte y la cultura de Francia del mismo modo que otros grupos de allí como Forbidden Site y Anorexia Nervosa. Los órganos son muy constantes, pero sin desmerecer otras ambientaciones aristocráticas y los sintetizadores fantasmagóricos, de modo que junto a la grandiosa elegancia de los salones de baile, teatros y óperas tenemos la oscura solemnidad de las capillas y los mausoleos, de sepulcros que acogen la muerte con exquisita fastuosidad.

En las voces se nota la mezcla de estilos, aunque es algo muy particular porque consiste sobre todo en unas narraciones lánguidas como de nobleza decadente entre sus colecciones de vetustas porcelanas orientales y desgastadas tapicerías, y en algunas canciones contamos con la monstruosa presencia de voces rasgadas que es tan necesaria para mí.

Es de lo que más me ha gustado del pasado 2009, un disco que permite cerrar los ojos para sentir el perfume de las damas y el sonido de cascos de caballos y carruajes por los inmensos jardines. Ideal si te gustan los grupos citados junto a otros como Ad Inferna, Love Lies Bleeding, The Eternal Blade o Thulnar.