sábado, 4 de octubre de 2014

BLACK JADE - Warden Of Tol Sirion




Novedad inesperada la que encontré ayer, cuando repasando la trayectoria de algunos músicos me apareció esta banda suiza a la que conocía desde hace años... aunque con un sonido distinto del que ahora muestran, estando ahora en mi opinión en la plenitud de su propuesta blacker de temática épica.

En sus primeros discos tocaban Black Metal con alguna pequeña concesión a elementos ambientales breves, siendo para mi gusto menos gratificantes que sus sinfónicos compatriotas Forsth, pero ahora en pleno 2014 tenemos entre manos un disco con una fórmula más especial que la de aquéllos, al añadir una variedad de temas que pueden ser bastante Folk o atmosféricos, estando ambas facetas muy dignamente conseguidas.

Su Black Metal se nutre mucho de la escuela nórdica aunque sin llegar a extremos de absoluto zumbido de guitarras, pintando con cierta melodía ese guitarreo como piedra caliza filosa y áspera, del mismo modo que la voz rasgada parece atravesada por una esquirla de roca con un tono agresivo parecido al de los holandeses Slechtvalk. Para lograr imbuirse de lleno de la temática Tolkien no recurren al sinfonismo de unos Summoning, echan mano de elementos sencillos pero muy eficaces en su cometido, como teclados suaves y gaitas. Precisamente el gaitero que toca con Black Jade es el mismo que aparece en el proyecto internacional Folkodia, de manera que ya conoceréis su estupenda labor a la hora de usar el Folk como vehículo de épicas sensaciones, y además canta de manera ocasional con una profunda voz pagana. Estas gaitas aparecen en temas concretos, no en todos, del mismo modo que hay otras canciones en las que el elemento que aglutina las pulsaciones atmosféricas es un teclado ambiental que nos regala los oídos al convertirse en las bellas notas del piano.
Agregan un poco de voz femenina en dos temas y ya tenemos desgranado el arsenal del CD, en el que la única pega que le encuentro es el toque moderno que aparece en un tema... pero no arruina un disco magnífico que me ha encantado desde la primera escucha.

Disfrutad del que me parece uno de los mejores discos del año, que ha salido en formato digital únicamente y no podremos conseguir físicamente, una pena.