jueves, 17 de febrero de 2011

DUB BUK - Misyac Pomsty


Después de la mala impresión que me he llevado con el último disco que sacaron el año pasado estos ucranianos, he de decir que me he quedado con un sabor de boca mucho mejor yendo hacia atrás en su trayectoria. Tan atrás que esto es una compilación de 1999 de sus dos demos del 98 y el 99, que por cierto fue reeditada en CD en 2003.

Yo hasta el momento sólo conocía su debut “Idu Na Wy!” de 2002, aquí reseñado hace unos tres años, que presentaba un Black Sinfónico bastante imbuido del Folk eslavo en las melodías de los teclados.
Pues bien, en estas demos recogidas bajo el título “Luna de venganza”, se muestra una cara más cruda y basada sencillamente en el Black Metal con teclados que encontramos en típicos grupos ucranianos como Lucifugum o los dos primeros discos de Nokturnal Mortum, comparación que será muy recurrente a lo largo de toda la reseña.

En los cuatro primeros temas de la demo del 98, nos recibe una muy cruda producción como si te azotase en la cara el frío lacerante de una noche invernal, dominando las canciones una típica batería con sonido de demo que reparte ritmos rápidos casi constantemente, excepto en los breves respiros ambientales con su toque acústico. Las guitarras, por su parte, son bien cortantes y densas y tienen la particularidad de que el bajo se une a ellas en vez de cumplir un cometido rítmico, aumentando el sonido de huesos crujiendo de aquéllas, cosa que por cierto tiene esto en común con el “Goat Horns” de Nokturnal Mortum.
Los teclados siguen la tradición del grupo ahora mismo nombrado y Lucifugum, ese sonido en general que flota sobre la mugre de las guitarras como las brumas por la madrugada, y teniendo a veces un cierto tono épico.
En los últimos tres temas, de la demo del 99, la producción se pule mínimamente más, pero sigue siendo la misma fórmula ruda y sinfónica.
La voz rasgada es también uniforme en ambas demos, esa clásica voz de rey de los reptiles que tienen estos grupos de esa zona de Europa, y como caso aislado aparece un poco de sutil voz femenina en el tema “Cruelity”, el único tema largo con sus once minutos.

Da gusto encontrarse con la cara cruda de los grupos paganos sinfónicos, prueba sus lanzas oxidadas si te gustan Nokturnal Mortum, Lucifugum, Svarga y similares.