miércoles, 14 de julio de 2021

IGRIC - Svet Svetlom Stvorený

 




Me encanta cuando un disco tiene como portada una pintura, como en este caso del que quisiera saber su título y autoría porque esta escena de melancolía vinculada a la naturaleza nos introduce muy bien en un álbum lleno de momentos de ensimismamiento y abstracción.

Igric es un proyecto en solitario desde Eslovaquia que tiene un buen repertorio de demos y compartidos, aunque solamente dos discos hasta la fecha. En su debut de 2016 aparecía un Pagan-Black con momentos ambientales que no estaba mal, bastante oscuro y rudo, pero es en este nuevo disco de 2021 donde se ofrece algo más refrescante y elaborado que he recibido de muy buen grado.

El estilo sigue siendo un Pagan Metal a medio tiempo que también suena a Black Metal en sus guitarras con mucho trémolo y crujiente densidad. En las frondas guitarreras aparecen muchos destellos de melodía como haces de luz colándose entre esas ramas tan entrelazadas. 
Hablando de melodía, los teclados suelen tener que ver en ello, si bien no aparecen de continuo y suelen ser con frecuencia meros colchones de fondo, pero aportan por ejemplo unos deliciosos pianos y momentos cercanos al Ambient de ricas texturas casi sinfónicas. Hay precisamente temas puramente ambientales en los que esas atmósferas se lucen hasta el punto de conseguir una marcada personalidad para el álbum que logra esa sensación de evasión que transmite la pictórica portada.
En estas ambientaciones queda muy bien la ocasional voz a modo de cántico, pero para la voz principal se contó con un invitado que es el mismo de bandas como Concubia Nocte o Karpathia aportando unas voces rasgadas a lo blacker con un característico tono hosco y árido.

Me parece por todo esto muy interesante este CD de Pagan Black - Ambient o como queramos definirlo, que gustará a seguidores de cosas como Empyrium o Aquilus.



DESCARGA AQUÍ



viernes, 9 de julio de 2021

WARMOON LORD - Battlespells

 




Tarde o temprano tenía que volver a los discos recientes que suenan como si hubieran sido lanzados en medio de los años 90. Esto es, después de todo, una de las esencias más características de este blog.
Antes de nada, he de comenzar comentando que el músico que anda tras este proyecto finlandés en solitario es también quien creó Old Sorcery, proyecto igualmente individual de música Ambient que terminó por incorporar elementos de Black Metal bastante crudo y áspero. Puede parecer una mera anécdota de las tantas que se pueden incluir en una reseña, pero realmente es algo que hace entender muchas cosas cuando se procede a escuchar este disco.

Con Warmoon Lord se podría decir que ocurrió lo contrario, salvando las distancias. El año pasado debutó con un álbum de Black Metal que incluía algunos teclados a modo de pinceladas atmosféricas, pero con esta continuación recién lanzada el mes pasado se ha profundizado mucho más en ello pasando a un Black Sinfónico muy épico y repleto de ambientaciones de batallas de contexto fantástico-medieval.
El Black Metal sigue abundando en muros de guitarras distorsionadas y caóticas con ritmos implacables mientras las fieras voces raspadas incitan al combate. Hay, no obstante, algunos destellos melódicos a diferencia de en su anterior álbum y, sobre todo, se incorpora una generosa cantidad de teclados. Estos teclados, si bien generosos como acabo de decir, no son ni mucho menos constantes a lo largo de los temas, pero sí lo suficientemente prominentes para que la ambientación sea impresionante en un disco tan dinámico y potente.

Cuando lo escuché las primeras veces pensé que el cuarto tema sonaba muchísimo a Graveland en su intro, ese sonido épico con simulaciones de trompetas bélicas tan recurrentes en el veterano grupo polaco. No andaba errado porque resulta que directamente quien aportó los teclados en ese tema fue el mismo Rob Darken (quien creó Graveland para quien no esté al corriente) como músico invitado. Otra aportación ilustre, en mi opinión, ha sido que la portada venga de Igor Mugerza, el mismo artista español que ha trabajado recurrentemente para nuestros Elffor.

Es de momento uno de los discos que más me están haciendo disfrutar últimamente, una buena dosis de guerreros grotescos venidos de alguna dimensión aborrecible y aplastando enemigos con acero y fuego.



DESCARGAR AQUÍ



viernes, 2 de julio de 2021

DARCHON -The Stygian Black Beyond

 



El espacio exterior con su inmenso vacío de oscuridad inexplorada siempre ha atraído la curiosidad del hombre desde antiguo, fijando en las estrellas la morada de dioses y otros seres que escapaban a su comprensión. Igualmente sucede en el Black Metal siendo una fuente de inspiración más o menos recurrente.

Aquí tenemos al misterioso grupo en solitario Darchon, del que apenas se sabe sobre su músico que participó como vocalista y teclista en las demos de otro grupo de su Grecia natal. Pero no por ser un disco griego vayamos a imaginarnos algo en la tradición bien reconocible de los legendarios Rotting Christ, en este álbum de 2015 nos vamos a encontrar algo más afín a lo que hemos escuchado en Darkspace por ejemplo.

En la hora de duración que tiene este CD se van alternando los temas de Black Atmosférico con otros de Ambient que llegan a ser hasta hermosos, pero predominando ese temor a la oscuridad exterior que decía al principio. No por ser de temática cósmica vamos a encontrar que sea algo tipo Firmament, es más crudo y descarnado con una base similar a la del viejo Black Metal noruego de Darthrone y compañía, pero con una mayor profundidad atmosférica de mano de las capas de teclados con sus proyecciones astrales. 
Las guitarras rudas y densas se acoplan sobre unos ritmos que por igual pueden ser enérgicos o medios tiempos asfixiantes, con las voces de distante y abismal efecto desgarrando el velo estelar proporcionado por los muy frecuentes teclados ambientales.

Como punto negativo, aclarando que es algo personal mío, no me gusta demasiado el toque electrónico-industrial del tema final y hubiera preferido que el álbum terminara con la misma atmósfera de las profundidades del firmamento. Por lo demás, un excelente disco que me destacó en la cosecha del 2015.


DESCARGA AQUÍ


jueves, 1 de julio de 2021

ERANCNOIR - Berglicht

 



Irán no es desde luego un país del que uno espere escuchar discos de Black Metal, y ni mucho menos que exista una escena del estilo en un sitio tan conservador y rígido. Pero el mundo está lleno de estas paradojas y sí que puede uno encontrarse con esto que voy a reseñar hoy, Black Atmosférico del bueno desde Irán.

Escribo desde España y ya llegó el verano con su intenso calor, escenario un poco extraño para ponerme a escribir sobre un álbum de Black Metal que contiene toda la crudeza agrietada en hielo del invierno, pero quien me lea desde el hemisferio sur sí que encontrará un contexto adecuado en el invierno austral para degustar esta pura ventisca de disco.

Hablamos de una banda unipersonal de un músico bastante prolífico que tiene un buen abanico de bandas igualmente en solitario. En Erancnoir desarrolla un Black Atmosférico muy ligado al Ambient con muy evidente y diría que exclusiva inspiración invernal, una música de extensos temas en los que los teclados tienen un importante papel y las voces pueden estar ausentes durante largos pasajes.
Como muestra está este CD, que con cuatro temas dura algo más de una hora, dilatada duración en la que las canciones dejan a menudo los ritmos agresivos de un alud en alta montaña para entrar en el trance casi hipnótico de unos ritmos más pausados que invitan a la percepción de una vasta altiplanicie totalmente nevada que puede suponer una lenta agonía con toda seguridad.
Hablando de agonía, las voces rasgadas clásicas del Black Metal suenan como aullidos en esa tormenta de nieve que conforman los muros de sólidas guitarras bien empastadas con los teclados ambientales.

Mucho te tiene que gustar el estilo para disfrutarlo, quien busque algo más directo y dinámico se puede aburrir con seguridad, al igual que ocurre con Paysage d'Hiver o Lustre por ejemplo.



DESCARGA AQUÍ



domingo, 27 de junio de 2021

DZÖ-NGA - The Sachem's Tales

 


Entre tantos discos de Black Metal que suenan los años 90 también habrá que explorar sonidos más actuales, que entre las corrientes más modernas aparecen algunos lanzamientos de lo más interesante y con mucha calidad. En medio de la saturación de grupos modernos y "post" podemos hallar joyas como ésta, con detalles originales ejecutados con buen gusto y acierto.

Toman su extraño nombre de un demonio de las montañas del Himalaya, concepto que se usó en el debut, pero luego en 2017 al lanzar este segundo álbum la temática empleada fue el folklore de los nativos americanos tal y como muestra la portada, algo bien acertado en un grupo estadounidense que así gana frescura entre tantísimo disco de inspiración nórdica.

Igualmente la fórmula de su Black Atmosférico es bastante personal. Parte del sonido instaurado por Wolves in the Throne Room añadiéndole toques folklóricos e incluso clásicos que le otorgan un interés considerable, tal y como si recibiera un poco de la brisa de los primeros Ulver y Agalloch.
Su aspecto blacker es bastante salvaje, el batería (invitado) es como un trueno en las partes más rápidas en las que se amolda perfectamente la muy rabiosa voz rasgada de ese tipo que parece una bestia herida lanzando dentelladas desesperadas, con una producción no del todo limpia que a mí me parece correcta para esta música.
A la furia descontrolada de la voz se le une el muy delicioso contraste de una voz femenina bien entrenada en la lírica, conformando un marco de leyendas e historias nativas junto a los toques acústicos, los pianos de sorprendente elegancia y pinceladas como el órgano o el coro.

Unos efectos ambientales como cigarras, aves y el sonido del fuego nos hacen llegar este disco como un relato que hay que escuchar. Esto es de lo mejor del 2017, para que se vea que no soy al final tan crítico con los productos más modernos y actuales.



DESCARGA AQUÍ



jueves, 24 de junio de 2021

ATRIUM - Ancient Spells

 




¿Aún puedo seguir escribiendo sobre discos de proyectos en solitario que hayan sido editados recientemente y suenen a Black Sinfónico/Atmosférico de los años 90? 
Esta reseña de hoy responde por sí sola con este debut del proyecto colombiano Atrium.

Hace muchos años un conocido mío dijo que las bandas sudamericanas solamente se limitaban a copiar lo europeo, algo con lo que yo tuve que discrepar y mis lectores de esos maravillosos países seguramente también estén en desacuerdo. Yo, de todos modos, tengo claro que la innovación no es algo a lo que dé prioridad y prefiero mucho más algo ya conocido que esté ejecutado a mi gusto.

Este proyecto de Colombia suena más o menos como unos Evifeast con teclados más constantes o como si el debut de Wolven Ancestry tuviera menos acentuada esa tremenda distorsión suya.
Una portada arquetípica de un lobo aullando nos introduce en unas canciones de temática igualmente reconocible, como por ejemplo la mítica Hiperbórea. 
Una vez comenzado el álbum es fácil predecir el resto al ser unas canciones homogéneas y similares entre sí, salvo la clásica diferencia en las intros que, por cierto, llegan a sonar deliciosamente fantasmagóricas. Es un Black Atmosférico que se mueve entre la rabia lobuna y los medios tiempos que coquetean con el Doom Metal, siempre con un sonido general de ventisca y desolación en los páramos boreales gracias tanto a la crudeza de las guitarras y voces rasposas como a los teclados que parecen el azote de vientos invernales.

No es nada nuevo que un disco de Black Metal sea predecible y repetitivo, parte de la atmósfera de muchos tantos trabajos del estilo recae precisamente en ello. La cruda belleza de los viejos tiempos aún persiste hoy día entre tanta artificialidad que huele a formol.



DESCARGA AQUÍ



miércoles, 16 de junio de 2021

GREVE - Nordarikets Strid

 



Una clásica portada nos introduce en un álbum que encaja perfectamente con todos los estándares del Black Sinfónico de los años 90. 
Esta banda de Suecia cuenta entre sus dos miembros a un músico que ha participado en Gardsghastr y lleva adelante el proyecto en solitario Muvitium, ambos grupos han sido convenientemente reseñados en esta nueva etapa del blog y quien los haya escuchado ya puede hacerse una idea de lo que contiene la música de Greve.

Nadie tiene por qué estar al corriente de todo, de manera que igualmente paso a detallar mejor lo que propone este disco editado a finales de 2019. 
Como decía, está interpretado con todo el espíritu noventero al igual que el proyecto paralelo Muvitium, con una bastante clara inspiración en la marcada estela dejada por Emperor. La influencia del debut del legendario grupo noruego se deja notar mucho en sus atmósferas de noche invernal y esos amasijos guitarreros con voces rasposísimas, pero añadiendo ese gusto sueco por las guitarras de filos cortantes como de placa de hielo.

Unas voces especialmente rasgadas y como de corte directamente en la garganta, acompañadas por algunas voces más graves y otras narradas, van en consonancia con la áspera pero melódica base instrumental que por suerte va guiada por un batería real. Digo esto último porque en publicaciones recientes he reseñado discos con batería programada y se nota mucho cuando se cuenta con un batería de carne y hueso, en este caso un músico invitado, aportando el dinamismo necesario en la mayoría de estilos.
La anterior referencia a Emperor palpita especialmente en los teclados, sencillos pero oscuros y hasta incluso con cierto toque melancólico a veces, sobre todo en la intro y la outro que parecen la contemplación de un vasto glaciar al ocaso.

Más material para el disfrute noventero en plan Muvitium, Emperor, Avatar, Evilfeast o Vargrav.


DESCARGA AQUÍ